Bi2t, una alternativa de futuro para las personas dependientes

España y, por lo general, los países desarrollados, tienen algo en común. Todos están experimentando en su territorio el fenómeno del envejecimiento de la población. Un mercado de trabajo mucho más globalizado y completo con la incorporación de la mujer ha dejado, como consecuencia negativa, el descenso en el número de nacimientos. Y es que la tasa de alumbramientos por mujer no se asoma, ni de lejos, a la media de 2’1 que es necesaria para garantizar el relevo generacional.

La población es cada vez mayor y, por tanto, cada vez más dependiente. La población dependiente solo en España supera el millón de personas ya desde finales del siglo pasado y eso requiere de una ayuda incombustible de parte de un gran número de gente y empresas. Además, la existencia en España de personas que padecen diferentes discapacidades agranda ese grupo social dependiente y por tanto la ayuda y colaboración de todo aquel que pueda aportar algo para hacer más fácil la vida de esas personas es imprescindible.

La situación es más dramática si se tienen en cuenta los problemas que muchas de las personas dependientes tienen problemas a la hora de cobrar la prestación a la que por Ley tienen derecho. Según La Vanguardia, en agosto del año pasado había 375.601 personas en este estado. Y sin visos de mejora.

La sociedad civil dispone de varias armas para luchar contra todos los males que genera la dependencia. De esas armas, una de las más importantes es la que integran ciertas entidades dedicadas a prestar servicios sociosanitarios a los mayores y también a los discapacitados. Muchas de ellas se manifiestan a través de Internet y una de ellas es Bi2t, sin duda una de las grandes referencias de este sector.

Bi2t opera principalmente a través de Internet, consciente de que cada vez más personas recurren a este medio para encontrar la solución adecuada a problemas de cada vez más calado como la dependencia de uno mismo o de un familiar. Gracias a su página web se tiene acceso a un servicio de lo más completo y se puede contactar con profesionales que no solo acumulan una amplia experiencia en el sector y un tremendo conocimiento de las necesidades de estas personas, sino que además brindan un servicio totalmente personalizado para todo aquel que lo necesite.

Con el cariño y el respeto que se merecen

Una de las claves para garantizar que la persona dependiente se sienta cómoda es tratarla con cariño. Que se sienta querida es fundamental para que nunca se le apague la sonrisa y para que por tanto sea feliz. Por eso, un servicio cercano como el que ofrece Bi2t es imprescindible. La persona a la que está dirigida ese servicio se sentirá bien, respetada, pero sobre todo, cómoda. Y eso es absolutamente necesario.

Al igual que garantizar esa comodidad es necesario, también contar con un equipo multidisciplinar es importante. Bi2t tiene un equipo humano que cumple con ese requisito puesto que, además de cuidadores, también ofrece la atención de médicos titulados y con una amplia experiencia en la atención a este tipo de personas. Enfermeros, psicólogos y auxiliares completan un servicio preparado para que ni al protagonista ni a su familia les falte de nada.

Con todos estos detalles está claro que la calidad de vida del dependiente mejorará de manera sustancial. No hay nada mejor que los cuidados más personalizados que se puedan ofrecer y, por tanto, no hay servicio que pueda mejorar las prestaciones de una entidad como Bi2t. El conjunto de ventajas que presenta se combina del mejor modo con un precio que no resultará ni mucho menos caro a nadie.

Es necesario garantizar un futuro para todas aquellas personas que, ya sea por edad, por enfermedad o por discapacidad, necesitan ayuda. El Estado español no cumple, como señalaba el artículo de La Vanguardia que se citaba anteriormente, con todas las obligaciones que debiera. Es preciso denunciarlo y, además, redoblar los esfuerzos para hacer de ese futuro una realidad. En definitiva, la mejor ayuda para una persona siempre será otra.