Clínica Imos, una solución para los problemas de obesidad

Clínica Imos, una solución para los problemas de obesidad

Perder peso es uno de los procesos más complicados a los que se puede enfrentar una persona, ya que entran en juego diferentes factores que no controlas y no puedes controlar hasta pasado un tiempo. Además, hay que tener en cuenta que las personas con obesidad llevan consigo una gran cantidad de grasa que cuesta mucha energía mover.

La pregunta que deberíamos hacernos no es cómo perder grasa, sino porqué ganamos peso hasta unos extremos que dañan nuestra salud generando enfermedades como la diabetes o la hipertensión. Existen diferentes factores que vamos a comentar, pero sin duda lo que tenemos que hacer es reflexionar.

Hay una etiqueta en las redes sociales que reza #problemasdelprimermundo, y esto se refiere a las situaciones que solo se dan en el primer mundo, y que en el tercer mundo supondrían algo así como una falta de respeto. Un ejemplo de ello sería ir a un restaurante y pedir más comida de la que te vas a comer a sabiendas de que esa comida va a tirarse porque no se aprovecha.

Esta situación es algo similar a la que sufren continuamente las personas con sobrepeso o obesidad, y es que nunca se sacian y por tanto nunca dejan comida en el plato. El motivo para no saciarse es que con la comida se intentan ocultar problemas como la ansiedad o la falta de aceptación de uno mismo, o problemas con la sociedad. Esta situación es muy dura, y es muy común hoy en día.

Pero uno de los motivos por los cuales la gente engorda es la comida rápida y los productos hiper procesados. Hemos perdido la costumbre de cocinar, y eso que en España la dieta mediterránea es realmente equilibrada y sana para casi todas las personas. Pero con la llegada de los productos ultraprocesados que solo hace falta meter al microhondas, y la comida rápida que contiene muchísimas calorías, así como todo lo relacionado con los dulces, están provocando graves problemas de obesidad en la población.

Una manera de corregir los desórdenes alimentarios graves es mediante la cirugía. Existen diferentes tipos de cirugía que se pueden realizar dependiendo de la situación del paciente. En el artículo de hoy vamos a hablar de estos tipos de operaciones, así como las características de las mismas.

Diferentes tipos de operaciones para reducir el peso

La famosa operación del balón intragástrico consiste en introducir una bola de suero salino dentro del estómago con la intención de reducir a la mitad el volumen de este. Al disminuir el volumen gástrico, la sensación de saciedad aparece antes, disminuyendo por tanto la ingesta diaria de alimentos. La operación es bastante segura, no requiere de hospitalización, anestesia ni suele tener complicaciones. Se introduce el balón desinflado por endoscopia y, una vez dentro del estómago, si hincha con suero salino y se sella la válvula. Aunque ya hay un método más avanzado: el balón intragástrico ingerible. Bastaría con tragarnos una cápsula unida a un hilo. Una vez en el estómago el balón se hincharía. Un método mucho menos agreviso.

Otro tipo de operación es la banda gástrica. Se coloca una banda hinchable alrededor de la parte superior del estómago, creando una especie de estómago pequeño. De nuevo, el objetivo de la intervención es disminuir el volumen del estómago para que la sensación de saciedad aparezca antes. Además, la banda impide que el estómago se expanda pudiendo recibir más alimentos. El paso del alimento de este primer estómago, más pequeño, al resto del estómago, se hará poco a poco por un pequeño orificio, cuyo diámetro se regula por el hinchado de la banda con suero salino. Se suele realizar un primer hinchado de la banda sobre la sexta semana, después, solo se hincha si el paciente se estanca en la pérdida de peso.

Por último vamos a tratar sobre la operación de Bypass o cirugía de derivación gástrica. Dentro de las cirugías, este método es uno de los más efectivos, ya que directamente se une la porción superior del estómago con el intestino delgado (duodeno), dejando de lado al estómago, que no se elimina, se deja en su sitio, pero la comida ya no pasará por él Esta técnica es tan efectiva por las siguientes razones: se reduce considerablemente el tamaño del estómago (disminuye la saciedad), también se disminuye la absorción y se reduce la respuesta insulínica. Tres aspectos fundamentales para que el cuerpo no acumule, sino que comience a perder reservas.

Estas operaciones deben hacerse en clínicas especializadas en cirugía bariátrica. Clínica Imos (Instituto Médico de Obesidad y Salud de Albacete) está compuesto por profesionales que han dedicado su larga trayectoria profesional a tratar pacientes con obesidad y sus comorbilidades, así como los problemas psicológicos y sociales que lleva asociada la enfermedad.