Cómo confeccionar un Buen Disfraz

Cuando las fechas de Halloween se acercan siempre entro en pánico, principalmente porque, siendo madre trabajadora nunca me da tiempo de confeccionar ningún buen disfraz a tiempo.

Así que siempre termino comprando uno en La Casa de los Disfraces, porque tienen de todo lo que necesites y además al tener Tienda Online se me hace muy práctico debido a mi falta de tiempo.

Ahora bien, estos últimos carnavales quería esforzarme un poco más para que mis peques tuvieran n disfraz hecho por mí. Así que traté de organizarme mucho mejor para conseguirlo.

Lo primero fue apuntar en un papel todas las ideas fáciles y originales de disfraces para hacer en casa.

Los Mejores Disfraces más fáciles de hacer para Niños

Las ideas que tenía eran de lo más dispar, desde ideas de disfraces de superhéroes, que son el tema favorito de mis peques, así que tenía que aprender a confeccionar las capas que puedes hacer fácilmente con un trozo de paño, velcro, algo de pegamento y la planilla de una capa de superhéroe.

También se puede decorar la capa con estrellas, arañas, un murciélago.

Otros disfraces fáciles de hacer para que los niños se sientan, y nunca mejor dicho, como pez en el agua es un disfraz de buceador. Es un disfraz divertido y que puedes hacer casi con un par de cosas que seguramente tendrás ya en casa.

El tanque de oxígeno puede hacerse con botellas de un litro pintadas de negro y pegadas entre sí con cinta adhesiva amarilla. Para terminar, añadimos unos cordones en la parte superior de cada botella.

El tubo para respirar es aún más sencillo. Se pinta de negro un tubo, se le pega un chupete en uno de los extremos y se decora con cinta adhesiva amarilla.

También podemos hacer ojos de monstruo con los cartones de huevos dibujando los ojos en las carcasas. Una opción muy fácil y divertida que cualquiera al que le guste la tortilla de patata podrá hacer sin problemas.

Otro disfraz que tiene mucho éxito con mis peques es el disfraz de cohete. A mis hijos les encanta todo lo relacionado con el Universo así que este disfraz es perfecto para hacer volar su imaginación.
De hecho, con este disfraz puedes matar dos pájaros de un tiro, ya que también nos sirve para el disfraz de superhéroes. Si pegamos un trozo de cinta o elástico negro a un rectángulo de cartón y pintamos dos botellas de refresco de color plata, tenemos así la base de un cohete superpoderoso.

Para los más pequeños también hay ideas divertidas y muy fáciles de hacer, la última que encontré en Pinterest, es la del bigote para bebé. Es muy fácil de hacer, con un chupete ya casi lo tenemos. Solo hay que pegarle al chupete un bigote de cartulina y listo, ya tenemos bebé con bigote.

En estos carnavales pasados le regalé un chupete-bigote a mi hermana para disfrazar a su bebé, estaba muy gracioso y, el detalle, apenas me llevó más de cinco minutos.

Al final, echando mano de un poco de ingenio y creatividad pueden salir cosas muy divertidas y originales para conseguir un disfraz estupendo para Halloween, y lo mejor, de forma muy sencilla.