Cómo cumplir nuestros propósitos de año nuevo

Cómo cumplir nuestros propósitos de año nuevo

Siempre he dicho, y diré, que las vacaciones de navidad es una excusa muy grande para quitarnos las inhibiciones y engordar siendo conscientes de lo que va a costar luego quitarnos el peso de encima. De hecho, hay mucha gente que siendo consciente de esto, escribe su primer propósito del año venidero en la cena de nochebuena.

Hablando de hábitos comunes con la entrada del año nuevo, tenemos que la mayoría de personas buscan tener éxito en su vida personal y profesional. Y en concreto, siempre hay un hábito común en casi todos, hacer más deporte y/o perder peso. Hay personas que buscan perder peso, pero hay otros que lo que buscan es definición.

En cualquier caso, cualquiera de las dos opciones son muy positivas, ya que el deporte es una inversión en salud de la que no hay ningún arrepentimiento. Eso sí, empezar a hacer deporte y coger el hábito de practicarlo son dos cosas bien diferentes, pues si no se está acostumbrado a hacer deporte, comenzar puede ser muy duro.

Si te sientes identificado con esto último tengo que decirte que no estas solo. Empezar a hacer deporte es algo realmente complicado sino tienes en cuenta varios factores. Estos factores pueden parecer muy lógicos cuando los lees, pero darse cuenta de ellos y controlarlos es algo que no lo es tanto.

Con el fin de ayudar a nuestros lectores a superar esta primera etapa a la hora de hacer deporte, hoy vamos a indicar cuáles son los factores que no nos permiten coger el hábito, y así mismo daremos algunos consejos para controlar estos factores y utilizarlos a nuestro favor, en pro de coger el hábito de hacer deporte.

Conocer y controlar nuestros pensamientos es la clave

Mucha gente comienza a hacer deporte, va a las tiendas deportivas y se compra una equipación semi-profesional que cuesta bastante dinero, y al mes se encuentra guardando el equipo porque ya no lo utiliza. Una de las principales razones de esto es la autoexigencia personal que se junta con unos objetivos nada claro.

Cuando empiezas a hacer un deporte, por ejemplo correr o jugar al fútbol, no puedes pretender ser el mejor corredor o jugador en un mes o en una sesión de entrenamiento. Tampoco puedes pensar que vas a correr maratones o medias maratones en un breve espacio de tiempo, y mucho menos jugar partidos de noventa minutos.

Hay que pensar que la autoexigencia es algo clave a la hora de entrenar cualquier deporte, pero no en el sentido de ser el mejor desde el minuto 0, sino en el sentido de exigirte a ti mismo entrenar. Es muy fácil confundir que significa ser exigente con uno mismo, ya que no nos enseñan en las escuelas a dialogar con nosotros mismos de una manera positiva.

Por tanto, para empezar a practicar un deporte y no perder el hábito, hay que realizar planes de entrenamiento a medida de cada uno. Por suerte para todos, estos planes de entrenamiento pueden ser realizados por nosotros mismos si buscamos un poco por Internet, incluso existen aplicaciones para móviles que realizan estos planes.

Estos planes de entrenamiento se centran en preparar el cuerpo para unos entrenamientos cada vez más exigentes, que nos ayudarán a fortalecer nuestros músculos y a aguantar más tiempo haciendo deporte con menos esfuerzo. Esto es lo que hará engancharse a un deporte, el ver que con el tiempo notas mejoras, no solo en tu propio cuerpo, sino también a la hora de hacer deporte.

El equipamiento también importa

Antes hablábamos de la gente que se compra equipamiento semi-profesional antes de empezar a practicar deporte. Para ahorrarnos dinero y no perder rendimiento, hay que saber que tipo de equipo comprar, para ello recomendamos acudir a tiendas deportivas, ya que los expertos nos indicarán si necesitamos un equipamiento especial debido a nuestra fisionomía.

Si sabes exactamente lo que necesitas, puedes buscar equipamiento en tiendas online como Marians Sport, una tienda online especializada en la venta de botas de fútbol, fútbol sala, equipamiento y complementos como espinilleras, guantes de portero y todo lo necesario para la práctica del deporte rey.