La venta de los cupcakes

Chocolate_cupcakes
En los últimos años han surgido con mucha fuerza los “Cupcakes”, unos pequeños pasteles que entran primero por los ojos que por la boca. No hay duda de que están buenísimos. Eso sí, tenemos que decir que, una vez los probamos, por lo general no suelen defraudar. Suelen ser con colores chillones, y lo mejor, llevan formas de todo lo que quieras. En forma de zapato, de animal, de dibujo animado. Todo depende de lo que estemos celebrando: un cumpleaños, un evento con una temática concreta, un bautizo. Los hay para todos los gustos y momentos.

La palabra cupcake surge en el siglo XIX para designar unos bizcochos que normalmente se horneaban en pequeños moldes o latas en forma de taza, aunque también se cree que el origen de este nombre puede proceder del sistema de medida utilizado en su fabricación, los cups

Hay varios tipos de coberturas  más densas o más ligeras para que podáis elegir la que más se adapte a vuestros gustos, y así poder variar en la elaboración de nuestros pasteles. SI necesitamos cualquier elemento la mejor opción es acudir a la web de mykaramell.  Un espacio donde encontrar todo lo relacionado con la repostería creativa, decididos día a día a ofrecerte los mejores y más novedosos ingredientes y utensilios de repostería para que puedas crear hermosas tartas fondant, cupcakes, galletas decoradas, cake pops o cualquier dulce receta  que puedas imaginar.

Pero segumos con los tipos de coberturas:

    Buttercream: El buttercream como su nombre en inglés indica es una crema elaborada a partir de mantequilla y azúcar glas. Tradicionalmente se suele emplear el doble de azúcar que de materia grasa, aunque poco a poco se han ido adaptando las recetas más a nuestros gustos tradicionales y normalmente no se le añade tal cantidad

  • Queso Crema: Mucho más ligera que la anterior, se disminuye considerablemente la proporción de mantequilla al añadir el queso. Éste se batiría junto con la manteca y el azúcar hasta que esté bien esponjoso. Además necesita ser refrigerada para que no se estropee el queso.
  • Fondant: Es una pasta blanda, elástica y maleable compuesta de azúcares y gelatina. Muy dulce, no llega a secar y endurecer totalmente. Cuando queramos cubrir nuestros cupcakes con él tendremos que estirarlo con un rodillo y cortar una pequeña circunferencia del tamaño de nuestro pastelito, pegándolo con algún ingrediente pegajoso tal como leche condensada, confitura o crema de cacao.
  • Glasa real: Similar a la utilizada para la decoración de galletas, está formada básicamente por clara de huevo batida con azúcar glas y teñida de distintos colores con colorantes alimentarios.

Hasta aquí nuestra clase de coberturas de cupcakes. Ya te decimos que es una moda que se está extiendo y que no para. Incluso en Estados Unidos ya hay hasta cajeros automáticos para obtenerlos. Ahora bien, en el mundo de la repostería toma gran protagonismo la imaginación, por lo cual, todo está abierto a lo que tú quieras.

Deja un comentario