En qué te puedes beneficiar del renting para tu negocio

A la hora de abrir un negocio, debemos intentar minimizar todo lo posible los gastos. Hay que tener en cuenta que si optamos por esta forma de autoemplearnos, lo más corriente al comienzo es que apenas contemos con una buena suma de dinero. No obstante, lo que es innegociable es el tener todas las herramientas necesarias para dar servicio a nuestros clientes, algo que parece en contradicción con gastar poco. Pero lo cierto es que combinar ambas premisas es posible si nos decantamos por el renting. Desde impresoras de M7 hasta los coches, esta modalidad la tenemos disponible para diferentes productos y muy necesarios.

Uno de los productos más comunes que podemos obtener con esta modalidad de alquiler, también llamado renting, es el coche. Se trata de gasto muy importante si nos decantamos por adquirirlo, tanto que posiblemente muchos emprendedores no puedan afrontarlo, así que el renting es la opción perfecta para gastarnos poco dinero sin renunciar a los necesarios desplazamientos para visitar a los clientes o cubrir los servicios.

Las impresoras y el equipamiento informático de la oficina se pueden sacar también como renting desde la empresa M7. Esta ofrece a sus clientes distintas posibilidades de financiación, ya sea leasing, renting y renting tecnológico. Los servicios de renting de impresoras se pueden gestionar desde los 12 hasta los 60 meses, incluyendo en ellos todos los equipos necesarios, servicios in situ, sustitución y ampliación de los equipos que se requieran. Además, siempre buscando respuestas a la demanda del mercado, M7 también ofrece la opción del uso en modo alquiler de sus cajas fuertes a través de distintos sistemas, eligiendo el modelo que más se adapte a las necesidades de los clientes entre toda su gama. Desde el sistema de llave extraíble, hasta el código de activación que permite obtener justificante del alquiler a través del sistema de gestión de la instalación. Con todos los beneficios de su sencillo manejo y acertado diseño.

Pero estos son solo algunos de los ejemplos, ya que el renting puede llevarse más lejos y copar incluso desde los muebles hasta máquinas más importantes. Famosa es la historia que cuenta que Pedro J. Ramírez, el famoso exdirector de ‘El Mundo’, montó así este periódico, todo en concepto de alquiler, cuando apenas tenía los recursos necesarios, después de que lo echasen de otra publicación: ‘Diario 16’. Con esta modalidad de alquiler de maquinaria, muebles y demás tecnología, sacó un periódico en papel que a día de hoy es de las cabeceras más importantes del país y que tiene un gran valor económico.

Por qué apostar por el renting

Cuando nos decantamos por este tipo de modalidad de alquiler de servicios o herramientas, tenemos que tener en cuenta que no lo estamos haciendo únicamente por pagar un poco menos, sino que tenemos otro beneficio que es muy importante. Y es que todo aquello que pagamos por el renting, al ser un gasto de la empresa para su funcionamiento, se puede deducir a la hora de hacer las declaraciones de impuestos.

Sería un tipo de deducción similar a la que hacemos con los gastos de gasolina, comida, seguro de salud y accidentes, etc. En definitiva, un ahorro a la hora de pagar el servicio pero también en cuanto al tema fiscal.