¿Por qué una cámara de infrarrojos?

Seguro que has oído hablar de las cámaras de infrarrojos. Y si no lo has hecho, a partir de ahora vas a querer una. Es el regalo del futuro. ¿Por qué? ¿Para qué sirve? Aquí te ofrecemos algunas excusas para justificar la compra en casa o para pedirla para el próximo cumpleaños. Y es que en los últimos años las cámaras termográficas han pasado de ser un producto que sólo aparecía en películas de Hollywood y en noticias relacionadas con conflictos bélicos a ser accesibles para todos y presentes en muchas profesiones.

Una cámara de infrarrojos te permite ver a través del humo y la niebla. Algo que puede venir muy bien si se declara un incendio o cae sobre tu ciudad una niebla como la de Londres. Aunque en ciudades como Valladolid, también puede ser muy válida. También puedes ver en la oscuridad hasta cierto punto, por lo que si eres cazador o tienes trabajos que se realizan en oscuridad, te puede venir muy bien.

Funciones

Este tipo de máquinas permiten ver la fiebre de tus hijos pequeños. Así que es ideal para ponerte a la altura de su madre, que seguro que recuerdas que con poner su mano en la frente ya sabía si podías ir o no al colegio.

Otra función muy apetecible es saber si tu casa tiene plagas. Así puedes detectar ratas, ratones y hasta nidos de termitas detrás de las paredes.

Seguro que alguna vez te ha ocurrido que el ordenador va más lento, pues con este aparato, puedes chequear tu computadora de un vistazo y ver qué partes se calientan en exceso. También puedes comprobar si la instalación eléctrica tiene puntos en peligro de sobrecargarse. Así evitarás el incendio en casa, ya que por estas cosas se producen muchos incendios en los hogares.

Si tienes una casa en el campo te puede venir muy bien, ya que detecta animales ocultos. Te imaginas que escuchas un ruido en el jardín. Pues ya puedes ir y comprobar qué está pasando. Como se puede ver, las utilidades del instrumento son variadas. Sólo hemos mencionado algunas de las que hasta ahora se están utilizando, porque hay muchas más. En la construcción para la eficiencia energética y fugas de calor. En medicina, para la detección de lesión por aumento de riego sanguíneo y en seguridad: detección de seres vivos en situaciones de emergencia (alud, terremotos…) y detección de focos de posibles incendios. Si estás interesado en adquirir una, puedes conseguirlo en Ibertronix.

Así es

La cámara de acción está pensada para equipar drones  su resolución máxima es de solo 1080p para la cámara normal, y de 160 x 120 píxeles para el sensor Lepton de infrarrojos. La cámara graba sobre microSD y llegará en dos versiones, una estándar, al precio de 1.000 euros, y otra profesional capaz de tomar medidas exactas de temperaturas desde el aire y que cuesta 1.300. Un precio excesivo, por lo tanto no será fácil decir en casa que te quieres comprar una cámara de infrarrojos. Por ejemplo el último modelo de Iphone X, lleva algo parecido incluido.

¿Qué te parece estas máquinas? La verdad es que dentro de unos años comprobarás como está presente en más sitios de los que te piensas.