Vive una aventura medieval

El verano es una época especial para mayores y para adultos, ya que por regla general se cogen vacaciones, y esto conlleva tener tiempo libre. Una de las maneras de divertirnos es recreando situaciones del pasado, para comprobar cómo era vivir de una manera determinada, o que se sentía llevar una ropa determinada.

Las diferentes épocas de la antigüedad se caracterizaron por el estilo de vida tan dispar. Centrándonos en la época feudal del bajo medievo, en la que los señores vivían en lujosos castillos de la época, mientras que los campesinos pasaban hambre en los campos del señor feudal de turno.

Pero por suerte nos quedamos con los aspectos positivos de las épocas, y actualmente se rememoran ciertas costumbres, como los mercados medievales, muy comunes durante la época estival, ya que es la época propicia para comprar productos artesanos de todo tipo, y también para ver espectáculos en vivo.

Los mercados medievales suelen ser comunes durante las fiestas de los pueblos, y de hecho los artesanos que integran este tipo de mercados, suelen ir viajando de un sitio a otro. Si nunca has estado en un mercado medieval te recomendamos que vayas, ya que puedes sumergirte en un ambiente sacado del medievo, en el que es fácil perderte entre los productos que se ofrecen.

Esto es en gran parte a que la ambientación se cuida al detalle, y se utilizan  ropas medievales fabricadas por empresas como Eviltailors, una empresa nacida con espíritu de cooperativa, una tienda medieval enfocada a dar servicio a todos aquellos amantes del LARP, mercados medievales, bodas y recreaciones de batallas históricas entre otros.

Los mercados medievales más famosos

En un municipio riojano llamado briones, de apenas 850 habitantes, se celebra uno de los mercados medievales que se ha nombrado como Fiesta de Interés Turístico Regional, y desde 2012 de Interés turístico Nacional. Durante los días 18 y 19 de junio el siglo XIV se adueña por las calles, y no es raro ver por las calles a herreros, vagabundos, judíos o mudéjares, todos con sus correspondientes vestimentas, desempeñando oficios en locales o en casas. Mucha gente opta por ir a ver este mercado medieval con más de 20 años de tradición, ya que alrededor hay casas rurales perfectamente acondicionadas para pasar un fin de semana.

Otra fiesta medieval famosa se encuentra en Hita. En concreto, el Festival Medieval de Hita es una Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 1980, y en 2017 celebrará su 57 edición. Cada año hay muchas actividades que dan comienzo con el pregón, y consisten en visitas gratuitas a cuevas, comidas tradicionales y demás actividades. El punto álgido es a las 8 de la tarde, que se realiza una representación del combate de Don Carnal y Doña Cuaresma del Libro del Bueno Amor del Arcipestre de Hita.

Podríamos seguir hablando de mercados medievales, pero la verdad es que cada uno tiene sus características y sus fiestas particulares. Lo que podemos deducir de este artículo, es que podemos sumergirnos en un ambiente medieval solo con viajar a unos pueblos, en los que la tradición se instaura en sus calles, creando un aura que impresiona por el realismo de la ambientación.