Ahora que llega el verano es el momento de instalar una piscina en casa

Ahora que llega el verano es el momento de instalar una piscina en casa

Ya estamos en primavera y nuestro cuerpo lo sabe y lo nota, ya empieza a llegar el buen tiempo y, con él, las ganas de salir de casa, de ir a la playa, de disfrutar de los amigos, de las piscinas… Lo cierto es que la primavera supone un gran cambio en nuestro carácter y también un primer acercamiento hacia la temporada estival, una etapa del año, la del verano, en la que todos queremos disfrutar al máximo de nuestra casa y de las posibilidades que nos ofrece. Por ello, una piscina es una de las mejores opciones que tenemos disponibles para instalar en nuestra casa y es que este elemento se asocia siempre de forma directa a diversión, a buen ambiente, a pasarlo bien e incluso a hacer deporte. Por estos motivos es por los que os queremos invitar a que instaléis una piscina en vuestro hogar, pero siempre siguiendo una serie de consejos de los que a continuación os hablaremos, para que lo hagáis con la mayor de las garantías y, así, podáis disfrutar de ella al máximo.

Una piscina, tal y como os hemos adelantado, es una de las mayores fuentes de diversión y entretenimiento que podemos tener en una casa y es que de ella salen jornadas irrepetibles, tanto si estamos solos y disfrutamos nadando, como si estamos con amigos y jugamos con colchonetas o algún tipo de elementos hinchables como balones, redes, porterías… Es por ello por lo que, en caso de que tengamos el espacio suficiente para instalarla, siempre será una de las mejores decisiones que tomemos. Sin embargo, a la hora de llevar a cabo el montaje, siempre debemos de contar con los mejores profesionales del sector, puesto que de lo contrario nos puede quedar mal, lo que, de lugar a fugas o grietas, con el paso del tiempo. Poliéster Euro Sur es, en este campo, uno de nuestros salvadores y es que ellos son expertos en la fabricación, transporte e instalación de piscinas, por lo que siempre se interesarán en conocer de primera mano las posibilidades de nuestro terreno para poder ofrecernos la piscina que más se adapte a nuestras necesidades y también la más económica.

Pero lo cierto es que una de las cosas que debemos de tener claras a la hora de montar una piscina en nuestro hogar es que, si tenemos niños o perros, debemos de plantearnos de forma seria cual es la mejor opción de instalación. Y es que si se trata de niños mayores, no pasa nada porque la piscina esté a nivel del suelo puesto que ya serán conscientes de los peligros que pueden derivarse de caer en ella, sin embargo, en caso de que tengamos niños pequeños y aunque se trate de una instalación para varios años, lo cierto es que lo mejor es que la posicionemos levantada sobre el nivel del suelo o que, al menos, la cerquemos con algún tipo de valla que no sean capaces de traspasar de forma fácil.

Otra de las cuestiones que debemos de tener muy presentes es que una piscina requiere una serie de mantenimientos durante todo el año. Unos tratamientos que van desde el mantenimiento del cloro y del pH a limpiezas de filtros y de la propia piscina, por lo que siempre tendremos que tener en consideración estos gastos, así como el tiempo que necesitamos para llevarlos a cabo. Además, otro de los temas que debemos de tratar es el de si queremos usarla todo el año o tan solo durante los meses de verano, puesto que de esto depende que le hagamos algún tipo de cerramiento o no.

Catastro y las piscinas, una relación complicada

Quizá suene a broma el titular, pero realmente no lo es y es que tener una piscina en nuestro hogar supone que tengamos que pagar un impuesto especial a Hacienda. Es por ello por lo que comunidades autónomas como Galicia se han convertido en el país de las piscinas ocultas. Esto se debe a que Hacienda ha descubierto más de mil instalaciones de este tipo por año desde que, en el 2013, arrancó un plan de inspección con el que ha destapado 7.132, la mayoría en las provincias de A Coruña y Pontevedra. Una trampa que se lleva a cabo camuflándolas como depósitos de agua para abastecimiento propio para evitar pagar el impuesto correspondiente.