¿Comprar una casa o hacer reformas en la que tenemos?

¿Comprar una casa o hacer reformas en la que tenemos?

La vida es una sucesión de tomar decisiones. Desde pequeño vamos teniendo que hacer estos trámites, aunque es cierto que cuando somos pequeños, son nuestros padres los que deciden. Ellos deciden nuestro nombre, nuestra educación, nuestros gustos. Aunque es cierto que ya cuando somo adolescentes llega nuestro momento. Nosotros decidimos instituto, amigos, carrera a estudiar o profesión qué hacer. Y ya cuando somos más mayores pues hasta con quién queremos pasar el resto de nuestros días o si queremos estar solos.

Pues bien, dentro de estas decisiones llega una que es tremenda. La de comprar una casa o hacer reformas. Comprar una casa sobre plano o comprar una casa de segunda mano. Son decisiones que no se pueden tomar de la noche a la mañana. Hay que analizar muchas circunstancias, pero sobre todo la económica y la social de cada uno. Vamos a hacer un análisis de la situación que hay actualmente por si, como a todos nos pasa, llega el momento en el que tienes que decidirte.

La compra de pisos de obra nueva se encuentra en niveles máximos desde hace años solo en el mes de marzo se realizaron 10.149 ventas, un 22% de las adquisiciones totales. Si observamos cómo se ha comportado, vemos como en el primer trimestre ha crecido un 17,6% debido al cambio de preferencias de los compradores que ahora buscan nuevas construcciones unifamiliares.

La reforma de viviendas no se ha quedado atrás y ha crecido un 14% desde comienzos de año, solicitándose un total de 7.073 visados para reformar viviendas y 902 para ampliaciones -un 44% más que el año pasado-, según los datos del Ministerio de transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Obra nueva

Como es lógico, la mayor ventaja de comprar una casa nueva es la  de estrenarla. Vamos a tener la confianza de que nadie habrá vivido en esta casa con anterioridad y si, además, se compra sobre plano, como son las que hacen en Geneop, se podrán realizar los cambios que se necesiten para distribuirlo según necesidades y gustos personales.

Al ser una construcción más moderna los materiales utilizados serán de última generación, lo que aportará mayor durabilidad a la vivienda. Es decir, que sabemos que nos va a durar mucho más tiempo.

Las construcciones de obra nueva han cambiado mucho respecto a lo que se pudieron comprar nuestros padres. Ahora están obligadas a acreditar el certificado de eficiencia energética. Por lo general, las nuevas edificaciones suelen contar con la etiqueta más eficiente, la A, lo que se traduce en un buen aislamiento y un consumo más reducido de energía. Es decir, que vamos a poder ahorrar en algunos aspectos como puede ser la electricidad o el gas.

Atrás han quedado estos tiempos en los que se construián pisos que parecían colmenas de abejas. Ahora mismo las casas nuevas se hacen con jardines, piscinas, áreas infantiles, deportivas… Las construcciones de obra nueva cuentan con servicios extra que las edificaciones más antiguas, y sobre todo del centro, no suelen disponer.

Rehabilitación integral

Por el contrario, las reformas integrales suponen una vivienda completamente nueva, es decir cambios de distribución, número de habitaciones, cuartos de baño… Puedes hacerla como te de la gana. Solo tienes que ponerte en contacto con una empresa de reformas integrales  para que te lo haga.

Las reformas se deben ver como una inversión. Si la vivienda posee una buena ubicación, la reforma puede suponer un gran aumento en el valor de la vivienda. Según el portal HelpMyCash, una reforma puede revalorizar el precio de un piso entre un 20% y un 65%. El incremento dependerá del tipo de vivienda y de su ubicación.

Si decides hacer una reforma en casa hay que hacerla de lleno. No nos vale que cada año vayas haciendo una cosa. Nuestra recomendación es que lo hagas todo de una vez, aunque sea más caro. Lo que hay que hacer es ahorrar y hacerlo todo de una vez. Nosotros nos ponemos en contacto con Geneop, que cuentan con un equipo de profesionales con amplia experiencia en obras de  rehabilitación  integral de edificios en Madrid, encontrando siempre la mejor solución constructiva , independientemente sea cual sea la patología que sufra el inmueble.

Esta empresa nos dice los aspectos a tener en cuenta cuando realizamos una reforma integral. Por ejemplo, prestar atención al refuerzo muros de carga, al refuerzo de forjados, al tratamiento de humedades en sótanos, a la pavimentación, y por supuesto, al sistema de calefacción/ climatización mediante Aerotermia con suelo radiante refrescante, aislamientos tanto térmicos como acústicos.

Y esto es lo que te teníamos que contar sobre la decisión de tu vida. ¿Con cuál te quedas?