Consejos para comprar un coche de segunda mano

Consejos para comprar un coche de segunda mano

Comprar un coche nuevo es algo que muchos queremos pero es cierto que muchas veces se pueden encontrar muchas buenas opciones en el mercado de segunda mano, ya que un coche en el que se han invertido unos pocos kilómetros, cuenta con un gran descuento en el precio con respecto a un coche de nueva matriculación.

Es cierto que cada uno cuenta con sus trucos pero nosotros, en este artículo te vamos a contar los nuestros. Y es que comprar un coche de segunda mano en España tiene una serie de riesgos, pero si intentamos minimizarlos al máximo, analizamos el vehículo y contamos con el factor suerte, ten por seguro que comprar un coche de segunda mano, es una de las mejores compras que puedes hacer.

  • Antes de buscar, investiga y antes de comprar, comprueba

Pues sí, antes de meterte en ningún berenjenal, será mejor que investigues todo lo posible en el mercado de los coches de segunda mano y compares dentro de las opciones que más te gustan y que entren en tu presupuesto.

Y es que esto te va a servir para cuando llegue el momento de la compra, te encuentres en una situación más ventajosa y así poder hacerle ciertas preguntas al comprador que pueden darte la información clave que te haga decidirle o desistir de esa opción que a priori te parecía la mejor. Las respuestas del vendedor pueden despertar en ti ciertos detalles sobre el estado real del vehículo así como el valor real del mismo.

  • Chequeo exterior en busca de fallos

Es cierto que la mayoría de los vendedores son honestos pero hoy en día es mejor que andes con pies de plomo y no te fíes de nadie. Lo mejor es que en un primer momento hagas un chequeo visual exterior al vehículo.

Observa si hay algún desperfecto visible, algo que te puede servir de ayuda para negociar el precio propuesto por el vendedor.

Presta atención a los desperfectos no visibles, como por ejemplo bultos pequeños en la pintura, burbujas o imperfecciones que puedan derivar el coche a una pronta reparación. Fíjate en la marca de las ventanillas, si no son las mismas, puede que el propietario tuvo que cambiarlas en algún momento, lo cual es un sinónimos de alguna rotura por accidente, o robo. Esto te puede guiar en preguntas más profundas sobre el estado interno del coche.

Mira que los focos y otras piezas sean originales. Si son originales, significa que son de fábrica o que si ha efectuado alguna reparación, ha seguido una filosofía ahorrativa.

Te puede parecer una tontería pero estos detalles pueden ayudarte con las preguntas al vendedor y observar cómo reacciona. Si se pone nervioso o no sabe que contestar, ya sabes que hay que desconfiar.

Por último observa que todas las puertas abran y cierren bien que las que las cerraduras funcionen correctamente, incluido el seguro para los niños. Si funciona mal, esto revelará posibles reparaciones.

  • Echa un vistazo en el interior

Comprueba que el desgaste del volante, la palanca de cambios o el asiento, concuerda con la cantidad de kilómetros que tiene el vehículo.

Examina todo en frio, luces, intermitentes, luces de freno, antinieblas, combinaciones de estos. Busca algún fallo eléctrico o bombillas fundidas. Comprueba que la música y los altavoces funcionan correctamente. Si estos fallan, significa que el coche ha pasado por un arreglo en las puertas y el mecánico se ha olvidado de conectar los altavoces.

No te olvides de comprobar el climatizador, ya que su capacidad de enfriar o su olor pueden acarrear problemas.

  • Pon en marcha el vehículo

Esto es algo complicado, ya que no es suficiente con dar una simple vuelta a la manzana. Lo mejor es dar una vuelta larga, la cual te permita, recorrer varios tipos de carreteras. Coge autovía, baja a la cuidad, incluso si tienes cerca algún terreno complicado, ponlo a prueba también. Esto te hará comprobar el verdadero estado del vehículo en las marchas más largas y las más cortas, que los frenos funcionen correctamente, las luces, intermitentes…

En las bajas velocidades, busca hacer giros grandes para comprobar bien las direcciones y ver si la bomba sufre algún daño. Presta atención a posibles ruidos o vibraciones de posibles piezas sueltas.

  • Pregunta por el libro de mantenimiento

Esto es un punto algo delicado. Hay gente que opta por llevar su coche a talleres oficiales o gente que no, pero esto no tiene por qué ser un problema.

Si el coche consta de un libro de mantenimiento sellado con la garantía oficial no te asegura nada, al menos no al 100 %.

Para ello, solicita las facturas de los arreglos que el vendedor haya realizado al vehículo, algo también bastante complicado, porque no todo el mundo conserva esos papeles. Pero aún así puedes preguntarle en qué lugar pasó las últimas revisiones el coche e intentar probar suerte en el local para que te puedan dar más información sobre el vehículo y su historial de revisiones.

  • Comprueba la documentación del vehículo

La documentación con la que cuenta el vehículo te va a dar pistas interesantes, desde el momento de su primera matriculación. La posibilidad de estar ante un coche importado. Y si te da mala espina, busca siempre lo irregular, fíate de tu instinto y aborta la misión de compra.

En caso de haber pasado alguna ITV, comprueba los kilómetros anotados en la estación y ver si se asemejan. Seguramente serán más pero usa el sentido común para ver si son normales en base al tiempo que ha pasado desde la inspección.

Además debes comprobar que te cuentan con toda la documentación necesaria para hacer la trasferencia. “Para realizar una trasferencia se necesita la ficha de inspección técnica y el permiso de circulación. También hay que entregar una copia del contrato de compraventa, el DNI del comprador y del vendedor”, explican desde Trámites Vehículos Online, gestoría online especializada en la transferencia de vehículos.

  • Nunca pagues el precio que te piden

Puedes usar cualquiera de los puntos anteriores comentados para poder hacer una contra oferta y ejercer algo de presión. Da igual la rebaja, lo importante es que consigas ahorrarte algo de dinero y mucho ojo, por que cuanta más información obtengas sobre el vehículo más argumentos podrás darles al comprador sobre tu contraoferta.

Nunca te fíes del primer comprador que aparezca. Compara distintas opciones, haz un baremo de tu presupuesto y ve cerrando la lista y una vez acotes resultados, empieza a examinar. Todo lo que hemos estado comentando hasta ahora es más que suficiente para dar un coche de calidad o un estafador. Si aún así te queda dudas, puedes ayudarte de algún familiar que tenga algo de más idea sobre el tema de vehículos y así evitarás que te engañen.