La pizarra: una inversión de garantías

La pizarra: una inversión de garantías

Un buen día echando un vistazo por internet coincidí con la empresa Ardoises Espagne, pensé que se trataba de una empresa internacional, francesa en concreto, pero luego comprobé que no, que tiene su sede en Ponferrada, en León, y que su intención es extenderse al resto de Europa, sobre todo en Francia, de ahí que su página esté en francés. Sin duda, un gran ejemplo de cómo una empresa, gracias a las nuevas tecnologías, puede expandirse.

Y es que la pizarra, de la que España es uno de las grandes potencias, es muy codiciada en otros países. De ahí que,  que mejor forma de expandir el negocio que buscarlo en el extranjero. La aplicación más común de la pizarra es en la construcción de cubiertas. También podemos encontrar pizarra en suelos y paredes. Desde las fachadas hasta la hostelería. Como puedes comprobar no hay restaurante que se precie que no tenga bandejas de pizarra para servir sus pinchos y tapas. También existen baldosas de pizarra para solados, pizarra como muros de manpostería, pizarra molida a una granulometría muy pequeña para pinturas o pizarra como elemento decorativo en jardines.
Tiene una gran variedad de formatos permite obtener productos prácticamente diseñados a la medida de cada cliente. La verdad es que es una gozada ver como es exfoliado en láminas de tan solo unos milímetros de espesor, lo que le convierte en un material idóneo para la confección de cubiertas, siendo este su uso más extendido. Así se puede adaptar las losetas a muy variados tamaños y formatos comerciales lo que permite conseguir un número ilimitado de formatos finales, y todos se van adaptando a las necesidades de los clientes.

Qué sepas que las pizarras españolas aparecen en formaciones geológicas antiguas que van desde el período geológico denominado Cámbrico (hace 570 millones de años) hasta el Devónico (hace 345 millones de años), en la Era Primaria o Paleozoica. Los macizos pizarrosos son frecuentes, pero solo una pequeña parte sirve para pizarras de cobertura. a Comarca de Valdeorras (Orense), de Quiroga y Mondoñedo (ambas en Lugo) y de Ortigueira (La Coruña) albergan los mayores yacimientos pizarrosos en España. Y por supuesto en León, concretamente en Ponferrada.

shutterstock_345404345reducida

Características

El formato habitual es rectangular, aunque se comercializan con una enorme variedad de formas respondiendo a la facilidad que presenta este material a ser mecanizado. También se comercializa en lo llamado normalmente «granel» en el que no se mecaniza la forma sustancialmente sino que se respeta la forma obtenida tras el exfoliado de las rocas por lo que la forma es irregular. La pizarra puede almacenarse durante el tiempo que se desee. No obstante, mantener un producto parado cuesta dinero.

Si quieres trabajar con profesionales ponte en manos de Ardoises d Espagne, una empresa que en lugar de quedarse llorando por la famosa crisis, decidió en su día abrir mercado. Así, ahora mismo puede decir que es una de las empresas con más potencial de este competitivo mercado. Un buen ejemplo de cómo gracias a internet se puede crecer.