Las tradiciones más peculiares para celebrar Fin de año

Las tradiciones más peculiares para celebrar Fin de año

La última noche del año es un punto de inflexión, se comienza un nuevo año y se espera que sea igual o mejor que el anterior. Es habitual marcar propósitos para el año como dejar de fumar, ir más al gimnasio o empezar a adquirir hábitos saludables.

Pero esta especial noche también está llena de tradiciones. En España se comen las tradicionales 12 uvas durante las campanadas. También es muy conocida la costumbre estadounidense de besarse bajo el muérdago a media noche. Pero a lo largo de todo el mundo existen tradiciones bastantes peculiares para despedir el año y celebrar la llegada del nuevo y en este artículo te las vamos a contar.

  • Doce uvas y cotillón en España 

En toda la geografía española a las 12 de la noche se comen doce uvas durante las campanadas y también es habitual fiestas de cotillón. ¿Pero dónde se encuentra el origen de estas tradiciones?

Pues el origen es bastante difuso, parece que hay dos teorías principales. Una que dice que en torno a 1880 la clase burguesa solía beber champán y comer uvas en Nochevieja y que en el año 1882 un grupo de madrileños acudió a la Puerta del Sol para “ironizar” esa costumbre burguesa y que lo hicieron al son de las campanadas. Mientras que otra teoría dice que en el año 1909 hubo una buena cosecha de esta fruta en España y que los agricultores decidieron vender el exceso de cosecha como “las uvas de la buena suerte”.

Sin embargo, aunque su origen sea difuso lo que está claro es que esta tradición se celebra en todo el país y que cuenta con multitud de adeptos que comienzan el año comiendo una docena de uvas verdes.

Además, en España durante Nochevieja se realizan cientos de fiestas de cotillón, son dos conceptos que van de la mano. Pero parece que el origen de la palabra cotillón es francés que hacía referencia a un tipo de baile similar al vals con el que se daban por finalizadas las fiestas. Y parece que en esas fiestas en torno al baile se entregaban algunos obsequios.

Y de ahí se encuentra el origen del nombre de cotillón y las famosas bolsas de cotillón sin las que es casi impensable pasar una Nochevieja en España. “Actualmente las bolsas de cotillón suelen contener antifaces, sombreros, trompetas, confeti o matasuegras”, afirman desde la empresa Ideal Fiestas, especializada en disfraces y accesorios para celebraciones.

  • Noche de disfraces en Pamplona 

En la capital de Navarra además de la tradición española de las uvas tienen la costumbre de disfrazarse. En esta ciudad cambian los trajes de gala por los disfraces y cuanto más graciosos sean mejor.

Parece que el comienzo de esta tradición se encuentra en el año 1982 cuando una radio local, organizó una fiesta que incluía un concurso de disfraces. La idea gustó tanto a los asistentes que siguieron disfrazándose en la última noche del año y la costumbre se fue consolidando entre los habitantes, tal y como explica el periódico Diario de Navarra en un artículo que explica el inicio de esta tradición y que puedes leer completo pinchando aquí. 

Así, cada año en esta ciudad los habitantes se disfrazan en Nochevieja, normalmente en grupo, de cualquier cosa. Incluso se disfrazan más el 31 de diciembre que en el propio Carnaval.

Una tradición con la que en Pamplona comienzan el nuevo año de una manera divertida y diferente.

  • Tirar agua en Uruguay en el último día laborable

En la ciudad de Montevideo, especialmente en el barrio de la Ciudad Vieja, sus habitantes tienen la costumbre de tirar agua por los balcones durante el último día laborable del año. Los vecinos lanzan agua desde sus casas, mojando a todas las personas que pasean por las calles. Y desde las oficinas suelen lanzar calendarios.

También en Montevideo, en el Mercado del Puerto, se celebra una fiesta en la que hay una guerra de sidra. En la fiesta los asistentes se lanzan esta bebida alcohólica al son de la música.

Vamos, que en Montevideo terminan el año mojados, ya sea de agua o de sidra.

  • Comer lentejas en Italia 

En Italia durante la cena de Nochevieja se comen lentejas para buscar la buena suerte. Una tradición que cuenta con solera en el país Mediterráneo, y que parece que se debe a la bolsa de lentejas que llevaban los romanos anudada al cinturón, esperando que con la entrada del nuevo año, las legumbres se convirtieran en monedas de oro.

  • Romper platos y saltar desde una silla en Dinamarca 

Otra tradición peculiar se celebra en Dinamarca durante Nochevieja. En este país se rompen platos tirándose contra las puertas de las casas de personas queridas. Parece que es un símbolo de amistad y cariño y que aquellos que acumulan muchos platos rotos en sus puertas gozan del respeto de sus seres queridos.

Y en Dinamarca, también existe otra tradición que cuanto menos es poco conocida. En este país a las doce de la noche es habitual saltar desde lo alto de una silla para entrar con buen pie en el nuevo año.

 

  • “First-footing” y limpiar el hogar en Escocia para Hogmanay

En Escocia la Nochevieja tiene nombre propio, se llama Hogmanay y en este día se celebran muchas tradiciones paganas y ancestrales que se mezclan con la modernidad actual.

Una de las tradiciones más arraigadas del Hogmanay es el “First-footing”, que se traduciría como el primer visitante. Y es que se cree que el primer visitante de una casa tras la medianoche puede marcar la suerte del año que entra. Más que nada es una costumbre en la que los escoceses visitan a familiares y amigos, queriendo ser los primeros.