Todo lo que debes saber sobre el mercado eléctrico en España

Todo lo que debes saber sobre el mercado eléctrico en España

Seguro que pagas la factura de la luz todos los meses y a diario utilizas la electricidad en tu casa y en el trabajo para utilizar el ordenador, cargar el móvil, cocinar o simplemente para iluminar. ¿Pero sabes algo de electricidad o luz?

En este artículo te vamos a dar a conocer algunos aspectos básicos sobre la electricidad y el mercado eléctrico en España que todo el mundo debería conocer, desde las diferencias de los dos mercados eléctricos, la tarifa más habitual o qué son los aspectos por los que pagas todos los meses en las facturas de luz.

· Diferencia entre comercializadora y distribuidora 

Una cuestión clave sobre el mercado eléctrico en España y que todo el mundo debería conocer es que existen dos empresas diferentes, las comercializadoras y las distribuidoras. Hay que tener claro este concepto si se quiere entender el complicado sistema español.

Las compañías distribuidoras de electricidad como su propio nombre indica, se encargan de distribuir la electricidad y hacer que la luz llegue hasta los puntos de suministro. Estas están divididas por zonas geográficas y no se puede cambiar nunca esta compañía.

Mientras que las empresas comercializadoras se encargan de facturar la electricidad consumida y se puede cambiar libremente de empresa para conseguir el mejor precio posible en función de las diferentes tarifas. En España existen cerca de 300 compañías comercializadoras a pesar de que la amplia mayoría de la sociedad tan sólo conozca las más famosas.

· Existen dos mercados eléctricos en España: el libre y el regulado

Otra cuestión importante a tener en cuenta es que existen dos mercados diferentes de electricidad el mercado regulado y el libre. Y la diferencia entre ambos es básicamente el precio a pagar.

En el mercado regulado es la llamada tarifa Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC). Es una tarifa bastante más económica que las del libre mercado aunque el precio varía en función del día y la hora en función de la oferta y de la demanda de energía entre las empresas que producen energía y quienes la venden a los consumidores, las comercializadoras. Aunque hay que tener en cuenta que tan solo los pequeños consumidores, suministros con menos de 10kw de potencia contratada, pueden solicitarla. Además, tan solo se puede solicitar la tarifa PVPC a las cinco comercializadoras de referencia.

Mientras que el otro mercado, el mercado libre, es el más conocido. Aquí es donde hay más de 300 compañías comercializadoras de luz (a pesar de que solo se conozcan unas cuantas). Y el precio varía mucho de unas tarifas a otras por lo que hay que intentar buscar la opción más económica para no estar pagando de más por el mismo servicio. Porque como hemos visto anteriormente las compañías comercializadoras se encargan de facturar la energía que distribuyen las compañías distribuidoras.

· La tarifa de discriminación horaria, una oportunidad para ahorrar en las facturas 

Además, dentro del mercado libre existen muchas tarifas diferentes. En los hogares lo más habitual es pagar todo el consumo al mismo precio o disponer de una tarifa de discriminación horaria. Las tarifas de discriminacion horaria es la opción más barata del mercado ya que distingue dos periodos, uno caro y uno barato. Y tan solo consumiendo el 30% de la electricidad en el periodo barato sale rentable.

Así las tarifas de discriminación horaria dividen el consumo en dos partes periodo punta (el caro) y el barato, llamado periodo valle. Al día existen 14 horas baratas y 10 horas caras. El horario varía en invierno y en verano. En invierno desde las 12:00 horas hasta las 22:00 horas es el periodo punta, mientras que por la noche desde las 22:00 horas hasta el medio día es el barato. En verano se retrasan los horarios una hora siendo la punta de 13:00 a 23:00 horas y el valle de 23:00 a 13:00 horas.

Es una tarifa que puede salir muy rentable porque en el periodo barato lo habitual es que el precio sea del 50% que en el punta. Por lo que si se consume electricidad en este tramo se estará ahorrando bastante dinero. Además no hace falta cambiar de costumbres o hábitos, hay que tener en cuenta que muchos electrodomésticos consumen al estar encendidos como puede ser el frigorífico. Por supuesto, cuanto más se consuma en el periodo barato más baja será la factura de la luz.

· Formas de autoconsumo para generar energía 

Las cuestiones anteriormente explicadas son fundamentales para entender la electricidad y el sistema eléctrico español. Aunque podríamos hacer un artículo super extenso explicando más términos y conceptos clave como el impuesto eléctrico o el alquiler de equipos, que casi todo el mundo paga en las facturas a no ser que disponga de un contador eléctrico en propiedad.

Pero ahora vamos a hablar de otros aspectos importantes sobre la electricidad, como es el autoconsumo. Y es que muchas familias, hogares y empresas han apostado por instalar placas solares o mini generadores eólicos para intentar consumir energía limpia y ahorrar en las facturas eléctricas. La inversión puede salir rentable y son muchas las ventajas que ofrece el autoconsumo.

Si se quiere apostar por el autoconsumo lo más habitual es con placas solares, que aprovechan la radiación solar para producir electricidad. Los sistemas de autoconsumo fotovoltaicos están compuestos por paneles que producen electricidad con la luz solar, un regulador o un sistema de monitorización que controla la generación eléctrica, una acumulador para almacenar la energía y un inversor, un dispositivo que convierte la corriente continua en alterna. Estos son los elementos más comunes, pero en algunos casos también es necesario un generador como apoyo al sistema solar. “Los generadores de apoyo son habituales en el sector del turismo rural, en casas rurales y hoteles, pero también en casas de campo o cabañas. Los generadores garantizan que todos los equipos electrónicos no se vean afectados con alti-bajos de energía”, explican desde Bonanza Motor, fabricante de generadores gasolina y diésel.

No obstante, si estás pensando en apostar por el autoconsumo para tu hogar o empresa deberías consultar con una empresa del sector cuál es la instalación más recomendada para tu caso. Pero puede ser una inversión interesante no solo por cuestiones económicas, también medioambientales porque estarás apostando por una energía limpia.

Y estas son algunos aspectos relevantes sobre electricidad que cualquier persona debería conocer.