Cómo elaborar un logo que haga rentable tu marca

Cómo elaborar un logo que haga rentable tu marca

El diseño de un logotipo puede parecer, para el que no tiene experiencia, algo rápido y fácil. De hecho, justo por esto,  algunos emprendedores deciden hacerlo ellos mismos y ahorrarse la inversión, en vez de contratar a un diseñador profesional. Lo que no saben es que diseñar un logo es mucha más difícil que solo colocar un nombre, ponerle color y elementos al gusto.

Un buen logotipo refleja los valores de la marca mediante el uso de formas, colores y tipografías determinadas. Su objetivo es inspirar confianza y reconocimiento y ayuda a la empresa a diferenciarse y resaltar entre la competencia. Por eso, debemos ser muy cuidadosos a la hora de diseñarlo, ya que si está bien hecho cumplirá su función, será rentable y nos reportará beneficios; pero por el contrario, un logotipo mal hecho dará sensación de abandono y falta de seriedad.

¿Qué es un logotipo?

Un logotipo es cualquier representación visual de una marca, sea un icono, un texto o una mezcla de ambas. Por su parte, así lo define la Real Academia Española; “Símbolo gráfico peculiar de una empresa, conmemoración, marca o producto”. Hasta ahora una definición bastante vaga y demasiado amplia.

Así que para ahondar más en lo que de verdad significa un logo, necesitas conocer los diferentes “nombres de logotipos” o tipos de logos que se conocen en el campo de la publicidad:

  • Logotipo. Representación gráfica de una marca únicamente con letras. Por ejemplo, el de Coca-Cola, Disney o Canon.
  • Imagotipo. Este es una representación gráfica que contiene un elemento pictográfico y otro textual, siendo este último es legible y el primero no.
  • Isotipo. El isotipo es la representación visual de una marca caracterizada por una imagen, la cual, al no tener texto,  no se puede leer. Es más un distintivo que se reconoce a simple vista, como por ejemplo, la famosa manzana de Apple.
  • Isologo. Representación gráfica de una marca que unifica el elemento pictográfico y el textual, como en el caso del logo de Burger King.

Características principales de un buen logotipo

Si se quiere diseñar un logotipo exitoso, el diseñador debe respetar ciertas características que suelen repetirse sin importar el tipo de cliente. A continuación, el equipo experto en diseño y marketing, Tramas, nos explica cuáles son:

Debe ser simple

La simplicidad ayuda a que sea fácilmente reconocible y memorable, esto porque si el diseño es sobrecargado o muy complejo también será más difícil de asimilar. Así que si quieres lograr la simplicidad en tu diseño, tienes que:

  • Utilizar como máximo tres colores.
  • Hacer un diseño solo con lo estrictamente necesario.
  • Elegir una tipografía fácil de leer.
  • No utilizar efectos como degradados y sombras paralelas.

Debe ser memorable

Esta es una de las reglas más importantes del logotipo; lograr reconocimiento y recordación. Para esto:

  • Debe representar los servicios que ofrece la empresa.
  • Tomar en cuenta el público al que va dirigido.
  • Debe ser simple y sin demasiados elementos.

Debe ser atemporal

La idea es que tu logotipo siga siendo eficiente incluso dentro de veinte años, por lo que si incluyes elementos que sean tendencia ahora, podría quedar obsoleto dentro de unos años.

Debe ser versátil

Debe funcionar ya sea en  la web, impreso en una tarjeta de visita, cosido en un polo, en dónde sea. Para esto debes tomar en cuenta:

  • Que sea vectorial. Esto te permitirá re-escalarlo a cualquier tamaño sin perder calidad.
  • No insertar imágenes rasterizadas, ya que si lo haces, el día que tengas que ampliar el logotipo vas a tener un problema.
  • Que se vea bien en blanco y negro o incluso, si inviertes los colores.
  • Debe funcionar aunque cambies sus dimensiones.

Debe ser apropiado

Puede parecer obvio, pero la verdad es que muchos diseñadores a veces no cuidan este aspecto. Para asegurarnos de que tu diseño si lo sea:

  • Piensa en el público al que va a ir dirigido.
  • Ten siempre en cuenta lo que quieres transmitir.
  • Evita incluir elementos que se puedan malinterpretar.
  • Y muy importante, una vez finalizado el logotipo enséñaselo a alguna persona, ya que un segundo par de ojos pueden llegar a ver cosas que quizá a ti se te pasaron por alto.

¿Cómo crear un buen logo para tu empresa?

Lo primero, como dijimos anteriormente, es que no lo hagas tu mismo y mejor lo dejes en las manos de un equipo de profesionales. La inversión valdrá la pena.

Luego, deberás asegurarte que:

El diseñador entienda tu marca

Un logo no solo es una simple imagen, este también representa la introducción a tu marca. Este debe llegar a un público específico y transmitir la esencia de una empresa.

Para que el diseñador pueda reflejar esto en su creación, escribe lo que piensas acerca de tu marca, ¿qué vendes?, ¿cuál es tu público?, ¿cómo es tu filosofía?, etc. Aquí, puede ser útil investigar otras marcas visuales, para despertar la inspiración (eso sí, solo inspirarte).

También debes tener cuenta que aunque es bueno estar al día sobre las últimas tendencias de diseño, lo más importante es siempre permanecer fiel a la personalidad global de tu marca.

Cada logotipo tiene una historia llena de significado y propósito. Apple, por ejemplo, a la fruta le falta un mordisco, o Wikipedia, es un mundo de piezas sin terminar cubiertas con glifos de diferentes sistemas de escritura. Imprime tú también tu historia en el tuyo.

La elección de los colores adecuados

Cuando estamos eligiendo todos los elementos del logo, la elección del color adecuado juega un papel muy importante. Por ejemplo, aunque los colores brillantes y audaces pueden captar la atención del público, también podrían hacerte ver temerario; mientras que los tonos apagados exudan sofisticación, pero también podrían ser pasados por alto. 

Al final que cada color tiene su propio significado y puede aportar diferentes matices a tu mensaje, así que tienes que tener en cuenta lo que significa cada color para asegurarte de que no transmites un mensaje equivocado.

Nombre vs. Símbolo

Un logo consta de dos elementos: un nombre y un símbolo. La elección de uno u otro depende de la clase de nombre que tenga tu marca. Por ejemplo, si tu empresa tiene un nombre único, entonces este podría ser tu logotipo; pero si por el contrario, tu nombre es muy genérico, necesitarás algo más para identificar a la empresa y podrías apoyarte en un símbolo.

Otro aspecto importante si eliges usar tu nombre para tu logo es la elección de la tipografía. A la hora de considerar el tipo de letra para el texto, asegúrate de evitar fuentes raras, utiliza el espacio negativo y modifica a tu gusto fuentes ya creadas.

Que sea fácil y flexible

Es importante que tu logo tenga una combinación equilibrada, sencilla y peculiar, ya que quieres que tu logo sea interesante, pero no que tu público tenga que sentarse a analizarlo para entenderlo. Por ejemplo, Amazon utiliza sólo su nombre, y agrega una flecha de la “a” a la “z” para referirse a su amplio inventario.

Por otro lado, ya que estamos en la era digital, en la que los logotipos aparecen en varios dispositivos y a través de medios de comunicación social, debes diseñar algo con una buena visualización en cualquier medio. Debe funcionar bien en diferentes plataformas, y ser flexible en su tamaño