Consejos para comprar una furgoneta de segunda mano

Consejos para comprar una furgoneta de segunda mano

Cuando queremos encontrar una furgoneta con una buena relación calidad precio, adquirir una de segunda mano es una inmejorable opción. Adquirir una furgoneta de segunda mano es una opción que cada vez se produce más entre todos los que necesitan una furgoneta. Todos los años van subiendo las cantidades de ventas de este tipo de vehículos, tanto los nuevos como los de ocasión.

El caso es que, como aseguran los especialistas de Autos Virgen de Belén,  muchas veces esto nos provoca muchas dudas. El ver tanta cantidad de furgonetas que nos pueden interesar hacen que se pierda algo de perspectiva a la hora de adquirirla. Por este motivo, vamos a ver algunos de los aspectos más importantes que deben tenerse en cuenta para que podamos comprar la furgoneta que queremos o necesitamos.

Ventajas de comprar una furgoneta de segunda mano

Hay que tener en cuenta que las furgonetas nuevas no tardan mucho tiempo en perder el valor por el que se compraron. Las de segunda mano tienen precios atractivos y además no acostumbran a tener averías nada más adquirirlas.

En los concesionarios de ocasión nunca te pedirán que adelantes dinero antes de que veas la furgoneta, además de que contarás con la seguridad de que te la entregarán revisada por completo.

Cuando no quieres encargarte del papeleo del cambio de nombre del vehículo, los concesionarios son los que se encargan de la totalidad de los trámites administrativos.

No debemos olvidar que hay que asegurarse de que la furgoneta por la que te decidas tendrá que estar libre de cargos como pueden ser los embargos o las multas, lo que se puede confirmar en la dirección provincial que te corresponda en la DGT.

¿Qué debemos comprobar antes de adquirirla?

La importancia de la primera impresión es indudable. Muchas veces vemos un modelo y es indudable decir que nos hemos enamorado de él. Eso sí, antes de nada, conviene parar, respirar y ver de forma más detenidamente los siguientes puntos.

Pensemos en los golpes que puede haber sufrido el vehículo. Hay que ver que no haya golpes, no los típicos toques o el óxido que pueda tener la chapa si la hay y estate seguro de que el chasis no haya quedado tocado.  Cuánto más se sepa sobre la vida anterior que ha tenido tu furgoneta será bastante mejor.

Saber los kilómetros que tiene la furgoneta y el estado del motor. Todos sabemos que no es nada sencillo, puesto que cada motor tiene sus propias características. Hay que estar atento a los ruidos raros o a los tirones. Hay que hacer una prueba en la furgoneta antes de adquirirla, lo que es una magnífica idea.

Hay que atender a cuándo fue el último cambio de la correa de distribución y estar seguro de que la fecha de la que hablamos está en los papeles.

Partes de la furgoneta como los frenos, los neumáticos, el embrague o la dirección son aspectos de gran importancia cuando hay que comprar una furgoneta de ocasión. No olvidemos que hay que saber si el vehículo cuenta con todo lo necesario para responder a lo que necesitas.

Reflexiona para qué la quieres. No va a ser igual adquirir una furgoneta para poder viajar en familia que para poder un trabajo u otro, Siempre hay que saber el uso que le vamos a dar a la furgo, para que tenga la capacidad que vas a necesitar.

Todos estos son algunos de los mejores consejos que podemos darte para comprar una furgoneta de segunda mano. Recuerda que hay muchas marcas y modelos, pues es un sector que ha crecido mucho en los últimos años.

Atrás han quedado aquellos tiempos en los que los españolitos de a pie solo se podían comprar los clásicos Renault 4, Citroen C15, y poco más. Ahora muchas marcas tienen modelos y de todo tipo.

Estaremos de acuerdo en que actualmente las furgonetas de segunda mano, suponen una opción realmente importante, donde por menos dinero puedes llegar a tener un vehículo fiable y capaz de hacer más fácil tu trabajo.

En el caso de que dediques tu tiempo  a la investigación para encontrar tu furgoneta ideal, seguro que si te tomas ese tiempo, seguro que vas a terminar por acertar y ahorrarte un buen dinero.

Estamos seguros que después de todos estos consejos tendrás algo más claro por dónde tirar a la hora de adquirir una furgoneta de segunda mano. Recuerda que debe ser un modelo fiable, pues por lo general se les demanda un fuerte trabajo.