Vestuario Laboral: Un aliado para la empresa y para el trabajador

Vestuario Laboral: Un aliado para la empresa y para el trabajador

La identidad corporativa de una empresa abarca tanto aspectos tangibles de carácter estético como son el diseño del logotipo (su representación visual), el diseño gráfico corporativo (el desarrollo de todos los elementos de comunicación de una empresa), tipografías, colores, papelería corporativa, los elementos de comunicación externa e interna, publicidad, protocolo, arquitectura corporativa, como aspectos intangibles, por ejemplo la filosofía de la propia organización o empresa, su misión y sus valores, además de otros factores claves para la organización como son sus métodos y procesos, etc.

La visual que recibe un consumidor o cliente de nuestra empresa, es primordial para que la identidad corporativa sea no solamente agradable, sino confiable, es por ello que nuestros empleados, deben presentarse al público de forma que represente la organización, pero que a su vez les permita cumplir con sus funciones cómodamente.

Es allí donde los uniformes laborales, se convierten en indispensables para la imagen que damos de la organización al público. Los uniformes deben estar armonizados con toda la identidad corporativa, por lo que deben alinearse a los colores con los que se identifica la empresa.

Ahora bien, considerando la importancia que tienen los uniformes para la identidad corporativa, se convierte también en un detalle al que hay que dedicarle su tiempo, pues será la indumentaria con la que el equipo se presentará ante el público y que debe cumplir, no solamente con las necesidades corporativas, sino también con las necesidades propias del equipo humano.

Beneficios del uso de uniformes en el trabajo

Clat Gestión de Ropa Laboral, especialistas en el lavado y cuidado de ropa laboral, comparte con nosotros los beneficios que tiene el uso de uniformes laborales, para el cliente, la empresa y el empleado:

  • Clientes: Un cliente usualmente reconoce fácilmente la marca que está buscando, por lo que al ver a algún miembro del equipo con la indumentaria de la empresa, lo reconocerá fácilmente Pero no es esa la única ventaja. Con el uniforme laboral, los clientes se sentirán más confiados. Por ejemplo: una empresa de seguridad que va a un local o vivienda porque ha saltado la alarma. El cliente se mostrará más confiado si cuando abre la puerta ve a alguien uniformado con los colores y el logo de la empresa. De lo contrario, es probable que no deje entrar a cualquiera.
  • Empleado: Llevar un uniforme hará que los empleados se sientan más identificados con la empresa, con los valores y objetivos que esta promueve. Verse a si mismos como al resto de empleados conseguirá que aumente su sensación de pertenencia a un grupo. Así, es muy posible que su productividad aumente y se ocasionen menos conflictos entre ellos. Dependiendo del puesto desempeñado, el vestuario laboral puede llevar refuerzos, tener elementos reflectantes, ser ignífugo, resistentes al frío, etc. Tus empleados estarán más seguros y se sentirán más a salvo.
  • Empresa: Todos conocemos de los clásicos métodos para dar a conocer el nombre y estilo de una compañía (tarjetas de visita, logo, colores corporativos, etc). El vestuario laboral puede ayudar a reforzar la marca de una empresa, como un elemento potente y distintivo. Los empleados harán uso de él en todo momento, a donde vayan y eso hará que tu marca sea fácilmente reconocible.

Esto es algo fundamental para todos aquellos negocios en los que los empleados tengan contacto directo con los clientes. Además de reconocer a la empresa, un buen diseño del uniforme laboral puede contribuir a que el cliente reconozca de qué trata nuestra empresa. Por supuesto, el diseño del vestuario laboral debe ser coherente con la imagen corporativa de la empresa. Debe estar acorde a los colores del local, al packaging, la página web… Todo esto hará que se mantenga la unión y la cohesión entre todos los elementos visuales que conforman nuestra empresa.

Si el uniforme lleva bordado o impreso el logo, hará que te diferencies todavía más de la competencia y que el logo vaya calando poco a poco en los clientes. En un poco de tiempo, el logo será fácilmente reconocible por los clientes y lo asociarán a la empresa. Esto también puede atraer nuevos consumidores y recordar a los viejos la necesidad de adquirir nuevos productos o servicios.

Por otro lado, a la empresa le es funcional el uso de uniformes por otros aspectos de los que hablaremos a continuación:

  • Asegura el cumplimiento del marco legal: dentro del plano legal las empresas están obligadas a suministrar a sus trabajadores la ropa de trabajo que sea necesaria para el desempeño de sus funciones. Si una empresa asegura a sus trabajadores y es proveedora de este tipo de material podemos estar seguros de que cumple con los requisitos legales y cuida de sus empleados.
  • Mejora la productividad: aunque pueda parecer que no tiene relación, la ropa de trabajo permite que los trabajadores lleven prendas que les permiten en la mayoría de los casos moverse con comodidad y poder desempeñar sus labores mucho mejor.
  • Motivación e identificación con los valores empresariales: la ropa de trabajo en muchos casos favorecen la sensación de pertenencia al grupo e identificación con el mismo. Esto se traduce en motivación para los trabajadores. Además, cuando un empleador provee de este material a sus trabajadores, supera una barrera que muchos no pueden afrontar en un primer momento: pagar ropa nueva específicamente para trabajar.
  • Facilita la interacción con personal externo a la empresa: ya que permite perfectamente diferenciar a los trabajadores y personal de una empresa de los demás clientes y en muchos casos permite hasta diferenciar el puesto que cada uno ocupa.
  • Elimina la necesidad de crear normas de vestimenta: Todos imaginamos el sobreesfuerzo que puede suponer establecer unas reglas respecto a la ropa laboral de los trabajadores. De hecho, habrá empleados eficaces que, sin embargo, no vistan acorde a la imagen que se busca proyectar de la marca. Por ello, el uso de uniformes personalizados borra completamente esos inconvenientes y supone una ventaja para el personal.
  • Cubren las necesidades de los empleados: Para los trabajadores, la ropa laboral no es sólo un uniforme que ponerse para el día a día. Dependiendo del sector en el que desarrollen su actividad, requerirán prendas que cubran sus necesidades específicas.

El uniforme perfecto para tu empresa

Ahora bien ¿cómo elegir correctamente el uniforme de nuestros empleados?, no es tan difícil como pudiera parecer, por ello, compartimos con ustedes algunos consejos para hacer este trabajo más sencillo:

  • Hablar con los trabajadores: Escuchar la opinión de los trabajados es, probablemente uno de los mejores consejos para elegir el uniforme correcto. Por este motivo, es recomendable pedirles opinión acerca de con qué tipo de prendas se van a sentir más cómodos, así como varias ideas sobre cómo deberían ser estas.
  • Apostar por la funcionalidad: Las prendas destinadas a formar parte del vestuario de una empresa deben ser funcionales y cómodas para que el trabajador cuente con libertad de movimiento en cualquier situación. Para ello, hay que tener presente las tallas de los trabajadores para que estas prendas se ajusten a la perfección.
  • Adaptar el uniforme al entorno laboral: A pesar de que el sector en el que se encuentre la empresa influirá notablemente en el tipo de uniforme que se elija, el lugar en el que se desempeña el trabajo será de vital importancia. Lo mismo ocurre en base al clima, es decir, si el personal trabaja al aire libre o en el interior. Según estos datos, será necesario incorporar determinadas prendas que hagan más amenas las horas de trabajo tanto en verano como en invierno.
  • Elegir prendas o tejidos de buena calidad: Una calidad óptima de las prendas supondrá una mayor durabilidad de estas, traduciéndose en un ahorro a largo plazo. Ahorrar en primera instancia, puede hacer de la inversión una mayor a largo plazo, pues habrá que reinvertir en lo mismo, frecuentemente.

El vestuario laboral, ofrece un sin fin de ventajas que ayudan con el crecimiento, credibilidad e imagen visual de la empresa. Lo importante es que ellos y quienes los usen, se sientan identificados con la filosofía de la empresa y que sean embajadores de ella. También genera confianza entre posibles aliados comerciales, que puedan hacer crecer la empresa, pues es una muestra de que para la organización, el bienestar de sus empleados es prioridad.

Si bien es cierto que para la empresa, realizar esa inversión económica, no es sencillo, la inversión se paga sola, pues los pros son muchos más que los contra, y también es de bastante ayuda para el empleado, pues no debe invertir en más ropa de la normal, pues el desgaste de su ropa, es mucho menor.

Lo importante es que sea cual sea el área en la que nos desenvolvemos como empresa, podamos ser representados de la forma más eficiente y nos permita  posicionarnos entre los líderes en el área y que nuestros empleados estén cómodos cumpliendo sus funciones, pues eso los hará mucho más productivos, lo que sin duda hará más grande, más confiables y más interesantes para el público en general, y para otras empresas que pueden ayudar con nuestro crecimiento empresarial, como de equipo humano.