La protección de balcones o terrazas de los rayos solares

La protección de balcones o terrazas de los rayos solares

El proteger la terraza o el balcón de los rayos del sol es algo normal. En zonas como en la costa mediterránea por ejemplo, tiene un magnífico clima, que suele tener temperaturas de gran suavidad, siendo extraño que haya temperaturas más bajas de cero grados o que sean inferiores, donde lloverá por lo general en las estaciones de primavera y otoño.

Cabe recordar la tristemente famosa “gota fría”, que es un fenómeno de carácter atmosférico donde un frente que está repleto de aire frío y que circula a elevada altura, el cual, al chocar con otro frente de aire cálido y húmedo, acostumbra a provocar unas tormentas fuertes con una gran violencia y de corta duración que descargan en zonas de lo más concretas.

En el verano, suele haber mucho calor y son bastante secos, lo que si además le sumamos unas buenas playas, es de las zonas que más se buscan cuando pensamos en vacaciones, por lo que ha pasado a ser un sitio que se plantea cuando queremos fijar nuestra segunda residencia.

Por todo ello, tenemos al año bastantes horas de sol, por lo que se puede aprovechar para disfrutar de todas las horas de luz solar y de magnífico clima. No olvidemos que los edificios acostumbran a tener balcones y terrazas de gran amplitud, donde en verano se colocan unas protecciones solares que nos protegen y evitan el que se produzca un exceso de radiación solar.

Empresas especializadas en toldos como Rolltec, piensan que los usuarios confían al final en las empresas que tienen un gran rendimiento, donde se valora la calidad de los materiales y que los montajes que se hagan funcionen sin problemas y a la perfección. Todo esto, unido a una gran relación calidad precio, es lo que busca la clientela.

Si pensamos en instalar un toldo, hay que pensar en una empresa profesional que lo realice, porque de lo contrario, si optamos por hacerlo nosotros es posible tener un accidente que derive del trabajo en altura.  Se han producido casos donde hubo heridos que han caído desde el balcón al estar instalando el toldo, por lo que el dejar este trabajo en manos de profesionales que cumplan la totalidad de medidas de seguridad es algo que tenemos que hacer siempre.

Ahora en el mercado actual se pueden encontrar bastantes tipos de toldos, caso de:

Brazos

Es el sistema más tradicional, con un límite de 2 metros, donde el largo brazo dependerá de la altura a la que podamos colocar el enrollador de la lona, donde se pueden cubrir las superficies de mayor tamaño, en la que las superficies de mayor tamaño deberán usar toldos de brazos invisibles que se podrán recoger de manera horizontal, permitiendo la lona a mayor distancia.

Capotas

Esto es de lo más indicado para las ventanas, donde se recogen y extienden como bisagra, donde es posible la posibilidad de instalarlos de forma fija.

Cofres

El sistema de protección permite que duren más tiempo las lonas, pues así se oculta y protege la lona o los brazos cuando se recogen.

Romano

En este tipo se puede ver cómo se desliza mediante alambres que se tensan desde ambos extremos, por lo que las necesidades del modelo son las de dos paredes paralelas.

Vertical

Se usan normalmente para el cierre de balcones o de galerías, pues como dice su nombre, solo tienen movimiento vertical, siendo una lona que puede ser transparente, perforada o cerrada.

¿Qué se debe tener presente cuando tenemos que elegir un toldo?

En el momento en que queremos comprar un toldo es necesario pensar en lo siguiente:

Calidad de la lona

Una de las funciones más importantes del toldo es la protección de la radiación solar, por lo que la lona tiene que contar con una capacidad para bloquear de los rayos solares entre el 90 y el 99%, lo que evitará sensaciones como el calor y se regula la temperatura.

El color

Conforme es más oscuro el color de la tela, mayores son los números de rayos que se filtra, así como la protección frente a la intensidad de la luz del sol, lo que va a provocar más oscuridad y frescor en la zona.

Densidad

En los tejidos de elevada densidad, hay una absorción mayor por parte de los rayos solares, reduciéndose el reflejo de los mismos, de tal manera que se evite el deslumbramiento y un exceso de calor.

Como puedes ver, la protección del sol es necesaria, pero los toldos deben de tener una buena calidad para responder a las necesidades, de lo contrario, tendremos que adquirir unos nuevos.