¡Bienvenidos a Descúbrenos, el mejor portal de noticias de mercado!

Los medios de transporte están a tu servicio para que puedas viajar con tus mascotas

Cuando se planifica un viaje con una mascota, es importante considerar cómo se transportará al animal ya que hay varias opciones disponibles, cada una con sus propias ventajas y desventajas. Es por ello, por lo que a lo largo de las siguientes líneas os hemos querido preparar un resumen de las diferentes formas de transportar a una mascota durante un viaje.

  • En coche. La forma más común de transportar una mascota durante un viaje es en coche. Para los dueños de mascotas que viajan con frecuencia, invertir en un transportín o un arnés para el coche puede ser una buena opción. Los transportines son una buena opción para perros pequeños y gatos, mientras que los arneses son más adecuados para perros grandes y medianos. Al transportar a una mascota en coche, asegúrate de que esté cómoda y segura. Las mascotas nunca deben viajar en el asiento delantero del coche, ya que pueden distraer al conductor o resultar heridas en caso de un accidente.
  • En avión. Viajar en avión puede ser estresante para una mascota, pero en algunos casos es la única opción y, en este sentido, las aerolíneas tienen políticas específicas en cuanto a cómo se debe transportar a una mascota. Las mascotas generalmente se transportan en la bodega de carga, en un transportín que cumpla con los requisitos de la aerolínea, pero es importante hacer los arreglos con la aerolínea con anticipación, ya que puede haber restricciones en cuanto a las razas de perros o la cantidad de animales permitidos en un vuelo. En este sentido, si vosotros os queréis evitar problemas a la hora de viajar con vuestra mascota, nosotros os recomendamos que recurráis a Star Cargo, puesto que ellos son expertos en estas tareas y conocen mejor que nadie los pasos a seguir y como se ha de tratar a los animales para que viajen con total seguridad y comodidad.
  • En tren. Las políticas de transporte de mascotas en trenes varían según el país y la compañía de tren y es que algunas compañías de trenes permiten mascotas en sus trenes, mientras que otras no, por lo que es importante investigar y hacer los arreglos con anticipación. Al transportar a una mascota en tren, generalmente se requiere que la mascota esté en un transportín o en un arnés para el tren. Es importante asegurarse de que la mascota esté cómoda y segura durante el viaje.
  • En autobús. Algunas compañías de autobuses permiten mascotas en sus vehículos, mientras que otras no. Al igual que con los trenes, es importante investigar y hacer los arreglos con anticipación. Al transportar a una mascota en autobús, generalmente se requiere que la mascota esté en un transportín o en un arnés para el autobús por lo que es importante asegurarse de que la mascota esté cómoda y segura durante el viaje.
  • En barco. Si se viaja en barco, también es posible llevar una mascota. Algunas compañías de cruceros permiten mascotas en sus barcos, mientras que otras son reacias. En este sentido, es importante investigar y hacer los trámites con anticipación, ya que, al transportar a una mascota en un barco, generalmente se requiere que la mascota esté en un transportín o en un arnés para el barco. Es importante asegurarse de que la mascota esté cómoda y segura durante el viaje.

La vacunación de los perros, una parte esencial para que puedan viajar con nosotros

La vacunación de los perros es una parte importante de su cuidado y bienestar. Las vacunas pueden ayudar a prevenir enfermedades que pueden ser graves e incluso mortales para los perros. Además, muchas vacunas son obligatorias para los perros debido a las leyes de salud pública y seguridad.

La vacunación debe comenzar cuando el perro es cachorro, generalmente entre las 6 y las 8 semanas de edad. Los cachorros deben recibir varias vacunas en su primer año de vida para ayudar a protegerlos contra enfermedades como el parvovirus, la hepatitis canina, la leptospirosis y la rabia. Estas vacunas se administran en una serie de dos o tres dosis, generalmente con varias semanas de diferencia.

Una vez que el perro ha recibido su serie inicial de vacunas, es importante mantenerlo al día con las vacunas de refuerzo. Las vacunas de refuerzo se administran con cierta regularidad, generalmente cada uno, dos o tres años, dependiendo de la vacuna y de la edad del perro. Los perros que viajan o pasan tiempo en lugares donde hay un alto riesgo de ciertas enfermedades pueden requerir vacunas adicionales.

Entre las vacunas obligatorias para los perros, se encuentran la rabia y la leptospirosis. La rabia es una enfermedad viral que puede afectar a todos los mamíferos, incluidos los seres humanos. La rabia es muy peligrosa y mortal para los perros, así como para los seres humanos, y se propaga a través de la saliva de animales infectados. Por esta razón, la mayoría de los estados requieren que los perros sean vacunados contra la rabia.

La leptospirosis es otra enfermedad grave que se puede prevenir con una vacuna. La leptospirosis es causada por una bacteria que se encuentra en agua contaminada por la orina de animales infectados. Los perros pueden infectarse al beber agua contaminada o al tener contacto con la orina de un animal infectado. Los síntomas de la leptospirosis incluyen fiebre, vómitos y diarrea, y en casos graves, puede causar daño hepático y renal. Debido a la naturaleza contagiosa de la enfermedad, muchas ciudades y estados requieren que los perros sean vacunados contra la leptospirosis.

Otras vacunas que se recomiendan para los perros incluyen la vacuna contra la enfermedad de Lyme, la parainfluenza y la bordetella, que son causadas por bacterias y virus que pueden ser perjudiciales para la salud de los perros. La vacuna contra la enfermedad de Lyme se recomienda para perros que pasan tiempo en áreas donde hay garrapatas infectadas con la bacteria que causa la enfermedad de Lyme.

Comparte este artículo:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Más popular
también te puede gustar
Scroll al inicio

lo que debe saber

en su bandeja de entrada cada mañana