Limpieza integral de vehículos

Limpieza integral de vehículos

¿Habéis probado a sentaros tranquilamente mientras otros limpian vuestro coche? Pues ya os adelanto que es una gozada. No es que yo lo haya probado demasiadas veces, ni desde hace demasiado tiempo, pero últimamente he probado tres empresas distintas, con precios muy similares, y apuesto totalmente por ellos. En mi opinión, el gasto económico merece la pena, aunque esto, obviamente, va a gustos.

He tenido la oportunidad de probar empresas como Equipoboom 10, Burbucar y Artdecar, pero tengo intención de probar todas las que aparecen en Google en la página de resultados con el fin de quedarme con la que más me convenza y ya os adelanto que, por ahora, va ganando la que os he puesto enlace: Equipoboom 10.

La situación es la siguiente: llegas allí, dejas tu vehículo (intenta quitar juguetes, peluches o cualquier otro objeto que pueda dificultar la limpieza), te sientas a tomar una cerveza o un refresco y esperas pacientemente hablando con tu acompañante mientras disfrutas de una buena mañana de sábado, por ejemplo. Tras un tiempo más o menos prudente (todo dependerá de la cola que tengan) recibirás tu vehículo como nuevo, y digo esto porque no sé qué productos utilizan que dejan el interior del vehículo con ese olor a tapicería nueva que todos deseamos tener y que ya no se suele volver a oler desde la segunda o tercera semana después de la compra del coche. Conclusión: una maravilla que merece la pena pagar.

Ahora bien, también reconozco que hay quienes aman ese momento en el que te equipas con todo lo necesario y empiezas a limpiar, tú mismo y a mano, el coche de arriba abajo. Tengo un familiar, de hecho, que es de este tipo de personas y no porque le falte el dinero y quiera ahorrarse el gasto de que otros hagan el trabajo, sino porque le encanta limpiar su coche a él mismo, y eso es totalmente respetable.

Trucos caseros

Luego encontraremos otro sector de la población que prefiere utilizar cualquier truco casero que encuentre en Internet con tal de no tener que comprar productos de limpieza especiales para vehículos ni gastar un euro en un autolavado. Para ellos, todos mis respetos y algunos consejos.

  • La espuma limpiahornos: fantástica para limpiar las llantas y cualquier tipo de mancha de grasa.
  • Lavavajillas líquido: perfecto para limpiar la carrocería. De hecho, algunos aseguran que es mucho mejor que cualquier producto específico que puedas comprar en tiendas especializadas de vehículos.
  • Pasta de dientes: para limpiar los faros es una maravilla, aunque lógicamente si necesitan un pulido no los vas a arreglar con pasta de dientes por mucho que leas que sí en Internet. Además, también sirve para limpiar manchas en los plásticos del coche y el cuero del volante o la tapicería, eso sí, con mucha paciencia y un buen cepillo de dientes.
  • Champú para el pelo: el mejor es el champú infantil y además no necesitas mucho producto, solo un poco mezclado con agua.
  • Vinagre de vino blanco: ideal para las llantas del coche, para usarlo rebajado con agua como limpiacristales, para limpiar plásticos, etc.
  • Betún: para recuperar el color negro de un paragolpes de plástico desgastado por el sol.
  • Amoniaco: para el parabrisas, los espejos y las lunas del coche (unas gotas). También para los detalles metálicos, cromados o dorados, siempre sin mezclar con ningún otro producto. Y funciona muy bien para limpiar sustancias pegajosas de la carrocería como chicles o resina de árboles.
  • Toallitas de bebé: para eliminar restos secos de manchas viejas.
  • Aceite de oliva: para quitar restos de pegatinas u otros pegamentos.
  • Refresco de cola: otro producto estrella para limpiar llantas, cristales de coches, el óxido de las partes bajas de la carrocería, etc.

Otros trucos que funcionan:

  • Elimina una abolladura en la chapa humedeciendo el borde de la ventosa de un tubo desatascador y colocándolos obre la abolladura. Luego tira como si fueras a desatascar una tubería y ¡voilá!
  • Vierte una lata de coca-cola y frota un poco con un cepillo por la goma de los neumáticos si quieres dejarlos como nuevos.
  • Con una bolsa de huelo endurece el típico chicle pegado en la tapicería y luego raspa con algo.
  • Para limpiar grasa de la carrocería moja un poco las manchas con aceite de linaza y luego frota con un paño un poco húmedo.