Naranjas al día, calidad al alcance del consumidor

Naranjas al día, calidad al alcance del consumidor

Nuestro país es uno de los máximos productos de naranjas al mundo junto con Estados Unidos. Contamos con mucha oferta, pero hay empresas especialmente recomendable como Naranjas al día, que es fruto de generaciones de agricultores valencianos que después de haber cultivado buenos cítricos, tomaron la decisión de evitar los canales de distribución comunes a la hora de llegar de forma directa al consumidor final.

Los avances que se han producido en telecomunicaciones, internet y los nuevos consumidores con otras costumbres, han hecho que el mundo cada vez tenga más conexiones, donde se puede disfrutar de la rica fruta de forma directa desde el campo, sin que sean necesarios tratamientos posteriores. Todo ello además sigue los requisitos que manda la Unión Europea. Al final lo que puedes adquirir en naranjas al día son las mejores naranjas y mandarinas valencianas.

¿Cómo se elige una naranja de buena calidad?

En los meses de invierno los cítricos suelen estar en un buen sitio en los supermercados. Vamos a ayudarte a que puedas seleccionar, guardar y comer estas frutas tan ricas.

Vamos a ver algunos tipos de naranjas:

Naranjas Nável

Durante cerca de 9 meses al año hay naranjas frescas, aunque en invierno abundan este tipo de variedad. De febrero a mayo abundan las de Valencia-Late, que además están en su momento mejor para el consumo.

Las Nável, a diferencia de las de Valencia, cuando se seleccionan tienen que tener color naranja en toda la superficie, debiendo ser bonita. El color debe ser uniforme. Este es el momento donde se debe ver una parte del ombligo de la naranja, que se encuentre frente al extremo inferior de la fruta.

El ombligo tiene que tener un tamaño reducido. Si es grande, existe una tendencia a que la naranja cuente con una corteza de gran grosor y con menor jugo que otras naranjas que tienen ombligos de menor tamaño. Hay que buscar la fruta que tenga más peso, pues va a dejar claro que hay más jugo y que la naranja tendrá un sabor de más dulzor.

Naranjas sanguinas

Este tipo se encuentra disponible de febrero a marzo. Son más pequeñas que las anteriormente comentadas Nável o Valencia, contando con una piel bastante fina y con algunas semillas.

Cuando se abra esta naranja, vas a ver en su interior, un color rojo bastante brillante y casi granate. Si le das un bocado, seguro que te vendrá un sabor intenso a naranja unido al sabor de la frambuesa bien fresca.

Hay que saber que todas las naranjas al final cuentan en su contenido con caroteno. Las naranjas de la sangre sacan su famoso color rojo por las elevadas concentraciones que tiene de un pigmento llamado antocianina, que es un antioxidante poderoso que lo que hace es neutralizar los efectos de los radicales libres, que son unos agentes de los que se piensa que son los responsables del cáncer, el envejecimiento y demás dolencias a nivel de salud.

Si hablamos de las naranjas Valencia late, se las considera como los cítricos de la temporada más calurosa. Cómo decíamos antes tienen algunas semillas, careciendo de ombligo y la piel suele ser algo más delgada que las de las Nável.

Pese que esta fruta es muy dulce y totalmente madura, las naranjas de este tipo ocasionalmente enverdecen su piel, en los climas cálidos o donde hay abonos tardíos.

Cuando el fruto va madurando en el árbol, curiosamente pasa a tener un color naranja brillante, pero si que es cierto que las temperaturas más altas pueden conseguir que la piel absorba la clorofila mientras está colgando del árbol, por lo que la naranja cuando se encuentra madura pase a lucir verde parcialmente.

El color no debe hacerte pensar que la naranja no se pueda comer, pues está bien madura. Con frecuencia, las naranjas reverdecidas, son bastante más dulces, puesto que las temperaturas más cálidas, lo que hacen es aumentar el contenido de azúcar que tiene la naranja, por lo que te va a saber mucho más dulce.

Ya puedes ver que el mundo de las naranjas es más complejo y que la calidad en las mismas se nota, por lo que contar con una buena marca de confianza es necesario si queremos contar con las mejores naranjas ¿no?