¡Bienvenidos a Descúbrenos, el mejor portal de noticias de mercado!

Innovación en el sector de la construcción

Sin duda el sector de la construcción es uno de los más productivos. Las obras están a la orden del día en todos los ámbitos, sean de particulares, empresas u obras civiles, parece que siempre hay algo que arreglar. Cuando se habla de construcción se piensa inevitablemente en la construcción de edificios, viviendas e incluso naves industriales. Pero el sector, ampara mucho más. Evidentemente todas las infraestructuras de las que disponemos, son obra del sector de la construcción: desde las carreteras que utilizamos para desplazarnos, hasta las presas con las que nos abastecemos de agua. El hombre, es como una hormiguita, capaz de levantar las edificaciones más sorprendentes, aunque las hormigas, lo hacen bajo la superficie exclusivamente.

No es muy habitual hablar de los materiales de construcción y su evolución o de como la tecnología también aporta novedades e innovación al sector. Damos por hecho que las viviendas o centros comerciales están construidos con piedra y cemento y no le damos más vueltas. Al menos eso es lo que nos pasa a la mayoría. Obviamos que detrás de todo ese trabajo, se encuentran profesionales de la construcción y la arquitectura como Pacap, cuya dilatada experiencia ha servido para contarnos novedades técnicas, tecnologías y en cuestión de materiales, dentro de su sector.

Para los ciudadanos de a pie, quizá lo más novedoso del sector, sea la sostenibilidad en la que se amparan a la hora de planificar y construir todo tipo de edificaciones. Viviendas sostenibles, casas inteligentes, edificios construidos con materiales reciclables… eso es lo que más resuena en nuestras mentes, cuando hablamos de la construcción en el momento actual. Salvo que seas ingeniero civil o arquitecto o estés relacionado de alguna manera con el sector, no es muy habitual plantearse cuales son las innovaciones con las que cuenta.

Sin embargo, no está demás tomar conciencia sobre cómo funciona el mundo del ladrillo, el hormigón y el asfalto. Que materiales utilizan y como dichas innovaciones afectan directamente a los usuarios de esos pavimentos o edificios. Como decimos, se trata de un sector que abarca prácticamente todo, porque todo, es construido por el hombre.

Un sector que también evoluciona

 

Al igual que sucede con todos los sectores tradicionales, el de la construcción no puede evitar unirse a la inexorable corriente del progreso, tanto a nivel materiales como en cuestión de técnica y herramienta o maquinaría. Aunque se conservan los procedimientos habituales que no han perdido su importancia, la innovación tecnología avanza a través de lo convencional a pasos agigantados.

La construcción posee un valor y relevancia indiscutible a nivel mundial. No se trata de algo importante en un lugar concreto, es esencial en todo el globo. Un claro ejemplo de ello, lo encontramos en el efecto multiplicador que sus adelantos repercuten entre todas las industrias vinculadas o la capacidad que tiene para generar empleo a gran escala. Es por estas razones que dentro del sector, se impulsa la implementación de las nuevas tecnologías que procuran una optimización de los recursos, el tiempo y la ejecución, entre otros aspectos. De forma continua, se lanzan al mercado todo tipo de soluciones con la finalidad de optimizar toda la cadena de valor.

El sector de la construcción, se halla inmerso en una transformación de la que no existen precedentes, de la que la principal responsable es el desarrollo de algunas tecnologías que permiten que la innovación permita cambiar la manera convencional que tenemos de concebir la industria.

Entre las innovaciones más destacables, encontramos materiales de nueva creación y aplicaciones tecnológicas que contribuyen a la eficiencia de la construcción. Debido a que los materiales son el pilar fundamental que sostiene la construcción, pues por mucha planificación y diseño que tengas si no cuentas con materiales adecuados, no es posible construir nada, vamos a enumerar los materiales de última generación, desarrollados para la industria.

Uno de los materiales más utilizados e indispensables es el cemento. La innovación ha dado lugar al desarrollo del cemento translúcido, pues a lo largo del tiempo, el cemento, ha ido siendo modificado, para mejorarlo y adecuarlo a las necesidades de la construcción. El cemento translúcido, se considera un material experimental que supone una enorme innovación para el sector. Se trata de un concreto polimérico que incluye cemento, agregados y aditivos en su composición permitiendo el paso de la luz, además de que ofrece unas características mecánicas muy superiores a las que posee el cemento tradicional.

Desde la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España, aseguran que el hormigón es el segundo material más consumido en el mundo, después del agua. En este sentido, el hormigón autorreparable es lo último en tecnología: el biohormigón es  capaz de repararse a sí mismo. Como se puede entender, esa capacidad es todo un avance a la hora de reparar grietas o elementos de hormigón. Basta con introducir en el mismo hormigón cápsulas que contienen bacterias y lactato de calcio para que, ante la aparición de una grieta, la lluvia las rompa y se produzca la reacción química necesaria para su reparación.

Otro material innovador es el aerogel, un producto que ha revolucionado el aislamiento térmico. Originalmente, se utilizaba en la industria aeroespacial, pero en la actualidad, se abre paso firmemente dentro del segmento de la construcción. Su textura, similar al poliestireno se endurece presentando una solidez similar al vidrio.

En cuestiones de sostenibilidad, se imponen las construcciones respetuosas con el medio ambiente, por lo que el auge de los materiales que reducen las emisiones de CO2 está a la orden del día. Materiales reciclados, naturales o de procedencia local junto a modelos eficientes que generar menos residuos son los elementos más utilizados.

La técnica también evoluciona

No podemos hablar de innovación en el sector de la construcción sin hablar de BIM. El Modelado de Información para la Construcción o Building Informatic Modelling, por sus siglas en inglés, es la modernización absoluta que mejora el sector. Se trata de una metodología de colaboración en la que se centraliza toda la información que tenga relación con la construcción y la gestión de la infraestructura.

La informática es un factor clave en todos los sectores, la Realidad Aumentada, está revolucionando una de las profesiones más antiguas de la humanidad. Gracias a la RA, se pueden unir proyectos arquitectónicos virtuales con la realidad física del terreno en el que se construye. De esta manera, se reducen errores, se economizan tiempo y recursos y se aumentan la precisión y eficiencia tan elementales.

El Internet de las Cosas también se ha colado en el sector de la construcción. Permite optimizar procesos y el sector utiliza su potencial para aplicar soluciones. Puede utilizarse en cualquier etapa del proceso de construcción. Ofrece ventajas en la fase de cálculo, en la planificación y el diseño y por supuesto, en la ejecución.

Los elementos prefabricados, constituyen otra innovación que incurre en el ahorro energético y el del consumo de agua para su fabricación. Utilizar piezas prefabricadas en la construcción, mejora la eficiencia del proceso constructivo, reduce la contaminación y, aunque no se tenga en cuenta, disminuye el ruido que de por sí, generan las obras.

Del mismo modo, el sector, utiliza herramientas versátiles que pueden utilizarse en otros sectores. Entre ellas, encontramos la impresión en tres dimensiones, cuya utilidad está demostrada en todos los sectores. Construcción y urbanismo se benefician de esta tecnología y, aunque no es posible imprimir edificios enteros, se pretende que parte de cada construcción se haga con piezas fabricadas por impresión en tres dimensiones.

Los robot de construcción, se abren paso desde que hace unos años, se desarrolló el robot Hadrian X, capaz de colocar él solito mil ladrillos en una hora. Hace unos meses, este albañil metálico, trabaja en proyectos reales y realiza tareas como poner ladrillos, cortar bloques con precisión absoluta o poner adhesivo.

Para reducir los costes operativos, el tiempo de reacción y los riesgos asociados al prospección de terrenos y la creación de contenido visual para las inspecciones y garantizar la seguridad, los drones son la innovación tecnológica más adecuada.

Por último, destacar el LIDAR de bolsillo. Esta herramienta se está convirtiendo en indispensable, pues se trata de la herramienta con mayor precisión y eficiencia para comprobar que las construcciones se corresponden con su modelo digital del citado BIM. Los equipos de escaneo más utilizados hasta ahora, eran aparatos voluminosos e incómodos de utilizar, pero ahora, gracias a esta aplicación móvil, la tarea se hace más llevadera, aparte de que ofrece mayor precisión y exactitud en las lecturas.

Hasta aquí las innovaciones más recientes y relevantes con las que cuenta en la actualidad el sector de la construcción. Es curioso comprobar como hasta lo más tradicional, aquello que solo parece que puede hacerse de una manera, encuentra el camino de su propia evolución. La construcción y la ingeniería civil no escapan a los adelantos de la tecnología ni permanecen ajenos a las necesidades de la sociedad. Eficiencia, optimización y rapidez en la ejecución es lo que demanda el sector. Gracias a estos avances, podemos estar más seguros de que, la rapidez no interfiere en la calidad o los resultados finales y que las calidades serán las mejores.

Comparte este artículo:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Más popular
también te puede gustar

¿Qué es el ‘phishing’?

En la red hay muchos delincuentes que roban datos confidenciales, contraseñas de acceso o información detallada sobre tarjetas de crédito, etc. En la actualidad el

Scroll al inicio

lo que debe saber

en su bandeja de entrada cada mañana