Los servicios de transformación digital de negocios

Los servicios de transformación digital de negocios

Cuando se habla de motivos para la digitalización de los negocios y las empresas, se suele habla de la propia supervivencia del negocio. Eso sí, no debemos olvidar que también se debe buscar el siempre necesario retorno de la inversión a corto o medio plazo. Empresas como Inforges se dedican a trabajar en los negocios digitales y la necesaria transformación digital de los negocios en muchos de los casos. Es un paso que a algunas empresas les cuesta dar, pero luego, se dan cuenta que es algo que tenían que hacer. El comercio electrónico cada vez es más importante y las empresas deben estar preparadas.

Áreas en las que entra la transformación digital

Es un proceso en la que se gestionan varios puntos, caso de la estrategia, culturas, procesos y la propia capacidad que tiene la empresa para canalizar la economía digital, desarrollando canales y vienes, así como poder capitalizar a un cliente que ahora se siente empoderado debido al nuevo contexto de la digitalización.

Cliente digital

Aquí podemos decir que están englobados los puntos que relacionan cliente y marca. Publicidad, experiencias de compras de productos y servicios, o recompensas por programas de fidelización. Se suele organizar en apartados como marca, ventas y fidelización.

Negocio digital

Las empresas deben utilizar nuevos modelos para generar ingresos que son facilitados por la tecnología. Para ello pueden usar canales digitales a la hora de vender, construir productos o servicios de carácter digital o poner en marcha modelos novedosos en los que se utilicen las tecnologías digitales.

Empresa digital

Las culturas de las organizaciones entran en juego y hay que tener en cuenta los liderazgos, procesos y operaciones nuevos o el engagement con los trabajadores para estar en lamejor disposición para afrontar los desafíos que supone la digitalización. Son 3 pilares de lo más relacionados.

El conocimiento de la clientela y de la experiencia en relación con la empresa ayuda a que se pueda optimizar debidamente el negocio y su modelo. Todo esto permite que la implementación de los principios de cultura en las empresas 2.0 puedan conseguir la transformación más rápida respondiendo a las expectativas del mercado.

Los clientes digitales representan nuevas costumbres y experiencias en lo digital

Los tiempos en los que vivimos, donde la conexión a Internet y el aumento exponencial de los dispositivos móviles han modificado nuestras costumbres en campos como en la información, hacen que dos terceras partes de la información que influye decisivamente en las decisiones de compra de los consumidores no las generan las empresas, sino otros consumidores.

Es fácil ver cómo se piden recomendaciones de todo tipo de productos en Twitter, Facebook, grupos cerrados de WhatsApp. Al final no deja de buscarse información y confiamos en reseñas de usuarios que no conocemos.

El cliente realmente no es multicanal y busca simplemente contar con una experiencia interactiva e integrada. En este sentido, por ejemplo, se desea cerrar una compra que comenzó en una tienda online con la app de su móvil sin que le requiera grandes cambios o que cuando haga una compra en una tienda física el servicio de la marca, en las redes sociales le pueda solucionar un determinado problema o duda.

El desafió de construir marca actualmente

La transformación digital, como es normal, también ha influido a la hora de construir marcas. Las personas ahora se organizan por intereses en comunidades en línea. A la hora de entroncar con ellas, las marcas tienen que abandonar el concepto de “target” que se usa en la comunicación en medios tradicionales y masivos.

En estos entornos de interactividad, las identidades no se construyen con solo hacer buenos contenidos o diseños webs bien realizados. Si una marca tiene buena presentación, pero no tiene un buen comportamiento o no acostumbra a responder por la red, lo que termina es perdiendo credibilidad y su propia identidad en lo digital.

La comunicación en Internet tiene reglas nuevas, donde destaca la interacción, así como crear nodos conectados entre sí que hablan y construirán un valor de forma colaborativa. No se cuenta con audiencias cautivas en las que podamos lanzar publicidad a la antigua, hay que ganarse a la audiencia y hacer que las personas tomen la decisión de conectarse de forma voluntaria a la marca.