Regálale una joya a la persona que quieres

Regálale una joya a la persona que quieres

Imagen para Factor Chic 1...Chicos(as)… ¡Se aproxima San Valentín! Ya sé lo que me vais a contestar… que para vosotros(as) todos los días son San Valentín y patatín y patatán… ¡Tacaños(as)! ¡Basta ya de tonterías! En Factorchic, una joyería fashion online encontraréis de todo y al mejor precio: “bueno, bonito y barato”, tal y como lo dice el refrán… Yo desde que la descubrí compro todas mis joyas, relojes, etc., allí. De hecho cuando tengo que regalar algo especial para una persona especial, ¡allá que voy! Pues tienen un amplísimo catálogo con miles de joyas para todo tipo de eventos: bodas, comuniones, días especiales, para bebés y niños, etc. Y si os paráis a leer las descripciones de los artículos, constataréis que son de altísima calidad y todo al mejor precio.

¿Cómo descubrí esta estupenda tienda online? Os lo voy a contar, no os preocupéis por ello… Lo primero que tenéis que saber es que por mucho que os diga vuestra pareja “no hace falta mi amor que me regales nada, tú eres mi mejor regalo…” ¡Nanay! ¡No os lo creáis para nada! A mí, el año pasado un tal 14 de febrero, estando con mi novia en su casa se me olvidó por completo que era el día de San Valentín… Bien notaba yo que fruncía el ceño mi chica, que estaba un poco rara, pero cuando le preguntaba si le pasaba algo, ella con cara de mala leche me contestaba que no le pasaba nada, que qué le iba a pasar… ¡Qué complicadas son las mujeres!

En fin, de tanto insistir acabó por girarse y mirándome a los ojos fijamente y duramente me soltó: “¿qué día estamos hoy? ¿Eh? Estamos casi a mediados de febrero…” ¡Y entonces caí! ¡Era el día de los enamorados y se me había pasado por completo! Uyyy… ¡Qué fallo! Conociéndola ¡eso no me lo iba a perdonar nunca en la vida! Entonces cogí, febril, el ordenador portátil y me puse a navegar como un loco por Internet en busca de una solución, de cualquier idea… Pero… ¿qué? Y de pronto apareció Factorchic, una joyería y relojería online que ofrecía un catálogo de joyas y relojes de todos los estilos y precios. ¡Seguro que encontraría un regalo exquisito y único para mi chica! “¡Por favor que así sea!”, pensé interiormente…

Estuve un tiempo mirando gargantillas, collares, colgantes, pulseras, anillos, sortijas, llaveros, pendientes, cadenas, placas, medallas, etc., para finalmente decantarme por un collar Viceroy Jewels de mujer, de plata que llevaba un corazón depositado como por despiste en el centro de un círculo, cuyo diseño me pareció muy original. Era un estilo un tanto bohemio-chic que le pegaría estupendamente a mi novia. ¡Le gustaría! ¡Seguro! Y si no le gustaba, tal y como lo especificaban en la página web, te devolvían el dinero. Entonces… No perdía nada por probar. Además los gastos de envío eran gratis. No me lo pensé más y lo encargué…

Esa noche le pedí mil disculpas a mi novia, me puse de rodillas y le prometí –al igual que el Rey Juan Carlos– que no me volvería a ocurrir y que tendría su regalo para el día siguiente. Pues más vale tarde que nunca. Y bueno, cuando llegó el paquetito y que se lo entregué se puso muy contenta y más todavía al abrirlo y al ver el precioso collar que contenía en su interior. Me abrazó y tiernamente me susurró al oído que me quería… Y yo a ella ¡por mucho genio que tuviera! Por todo ello les seré eternamente agradecido a Factorchic online. Con lo cual, ya lo sabéis compañeros(as), por mucho que os digan vuestras parejas que el mejor regalo de sus vidas sois vosotros ¡no se os olvide sin embargo la San Valentín!

Deja un comentario