Solucionar los problemas de ruido, más fácil que nunca gracias a Internet

Solucionar los problemas de ruido, más fácil que nunca gracias a Internet

Cuando hablamos de calidad de vida, nos estamos refiriendo a un buen manojo de cosas que quizá no asociamos a tal expresión. Normalmente, la gente que habla de ello tiene como principal fuente de medición el dinero. Y esto no es una mentira: el dinero es una de las cosas que mejor calidad le puede imprimir a nuestra vida, pero no deja de ser sólo uno de los muchos factores que están relacionados con tal expresión. Otros, como el domicilio del que disponemos o el entorno social en el que nos encontramos también juegan un papel determinante dentro de esta labor.

Pero hay muchas más cosas. Una de las cuestiones que la gente comienza a valorar cada vez más para medir su calidad de vida particular es el ruido al que se encuentra expuesta a lo largo del día. Está comprobado que el ruido estresa y que el estrés no es un buen amigo para compartir nuestra vida. De hecho, es uno de nuestros peores (por no decir el peor) enemigo que tenemos. La verdad es que hay muchas personas que sufren este mal a día de hoy y que tienen problemas de mucho calado como consecuencia de ello.

Un artículo publicado en la página web de la Fundación Melior hizo una clasificación en la que desglosó un total de 10 cosas que todos deberíamos saber sobre la contaminación acústica. Entre ellas, estaba la recomendación de bajar el nivel de ruido por debajo de 65 decibelios en casa, la información de que el tráfico era el principal detonante del ruido, que existen penas de cárcel por hacer ruido, que los animales también sufren por este tipo de molestia y que puede provocar entre los seres humanos problemas auditivos pero también psicológicos.

El 27 de abril de 2016 el diario El Mundo publicó una noticia en la que destacaba que el ruido es un verdadero problema de salud, dando credibilidad al artículo que antes hemos mencionado de la Fundación Melior. Además, coincide con el análisis de dicho organismo en que es el tráfico el principal causante de todos los males que están relacionados con el estrés por contaminación acústica. Y es que el exceso de tráfico es un problema grave en prácticamente todos los sentidos. Hay que tener mucho cuidado con las consecuencias que puede provocar.

El auge del ecommerce y de las nuevas tecnologías ha implicado una mejora en lo relativo a las posibilidades que tienen las personas que viven cerca de lugares con mucho tráfico de cara a proteger a sus viviendas del enorme ruido que genera ese tráfico. Los empleados de Aluminios Villafontana, una entidad dedicada a la fabricación e instalación de ventanas, han venido destacando en los últimos tiempos que el número de pedidos que han recibido por su servicio de compra online ha crecido de un modo exponencial, y que sobre todo provienen de zonas por las que transcurre una arteria principal que entra o sale de Madrid.

Madrid, la principal fuente de pedidos

La verdad es que la capital de España tiene tal cantidad de ajetreo en todas sus vías de acceso que resulta muy complicado tener que vivir sin padecer las consecuencias de ese ajetreo. Ciudades aledañas a la capital, como lo son Pinto, Parla, Fuenlabrada o Alcobendas presentan una gran cantidad de tráfico y, por ende, de ruido cada día. Son muchas las personas que viven en esas zonas que tienen verdaderos problemas como consecuencia del ruido y a las que un elemento como lo es Internet les ha “acercado” la posibilidad de tener una solución más a mano.

Si atendiéramos al número de bajas que se producen cada año como consecuencia de estrés por ruido, muchos de nosotros probablemente nos sorprenderíamos. Este asunto se ha convertido, sin que nadie se haya prácticamente dado ni cuenta, en uno de los principales trastornos a los que se enfrenta nuestra sociedad. En las grandes ciudades como Madrid nadie tiene la suficiente capacidad como para permanecer impasible ante este problema y eso tiene consecuencias.

El futuro pinta difícil en este aspecto si no optamos por transformar nuestras viviendas. A pesar de que existen cada vez más medios y más productos para librarnos de este mal, la verdad es que en un entorno como lo es Madrid parece complicado hacerlo si, encima, pasamos buena parte de nuestro día a día fuera de nuestro hogar. Sobrevivir a todo lo que implica residir en una gran ciudad o en alguno de los municipios que están comunicados con ella es todo un reto en ocasiones. Ser capaces de encontrar el medio para deshacernos de ellos será, con el tiempo, una de las mejores acciones que hayamos desempeñado.